Buscar
21:32h. Miércoles, 23 de Mayo de 2018

UGT aplaza el inicio de la huelga en la fábrica de cartón ondulado ‘Kingele Embalajes’ tras un llamamiento de la Dirección a negociar

El vicesecretario general de la Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT Canarias, Luis Aragón, ha anunciado hoy que la huelga en la empresa ‘Kingele Embalajes’ queda aplazada después de que la Dirección empresarial los haya llamado a una reunión negociadora.

La empresa es considerada la mayor productora de este material en Teneirfe y suministra servicios esenciales para mantener el mercado interno de Canarias
La empresa es considerada la mayor productora de este material en Teneirfe y suministra servicios esenciales para mantener el mercado interno de Canarias

Sin embargo, no ha sido desconvocada, ya que “eso no se hará hasta que la empresa firme un preacuerdo respecto al Convenio Colectivo, que lleva negociándose desde hace más de dos años”. El motivo de esta movilización es la constante negativa de la empresa a firmar este nuevo documento normativo. Los representantes de los trabajadores demandan mayor estabilidad laboral para la plantilla y algunas mejoras sociales. 

Los representantes de los trabajadores también han lamentado que el 45% del capital que genera la empresa vaya a parar a 5 directivos, mientras que el 65% está dirigido al total de los trabajadores. Este desequilibrio es una causa lógica de conflictividad.

Los paros podrían afectar de manera significativa a las exportaciones que realiza la isla a Marruecos, Cabo Verde y Senegal, entre otras regiones africanas. Además, prestan sus servicios a la mayoría de las industrias afincadas en Canarias, lo que podría generar desabastecimientos y problemas para la distribución de yogures y otros productos procesados si la huelga se prolonga de forma indefinida. El próximo paro está previsto para el día 3 de enero y tendrá una duración de 24 horas. 

Esencial para el mercado agrícola

Esta empresa es esencial en el buen funcionamiento del mercado agrícola en la Isla, por lo que agricultores y ganaderos se verán también gravemente afectados, sobre todo los productores de plátanos y tomates. La empresa ha priorizado en sus inversiones, las partidas destinadas a cuestiones externas, que no tienen un impacto directo en la plantilla. Además, los trabajadores consideran que han tenido que soportar constantes irregularidades y que ya es hora de poner freno a estos desmanes de la empresa. 

Asimismo, recordaron que, en la última entrega de los Premios Alberto Guanche, Kingele Embalajes fue galardonada por su política de prevención de Riesgos Laborales. Sin embargo, los representantes de los trabajadores no fueron invitados a recoger este reconocimiento, a pesar de ser la pieza clave que ha hecho descender la siniestralidad laboral en esta empresa.