Buscar
00:09h. Jueves, 02 de abril de 2020

La UME refuerza por megafonía en varios idiomas el mensaje #QuédateEnCasa

Ante la dificultad de que la población turista y la residente de origen extranjero entienda y acate las restricciones de circulación y movilidad que forman parte del Estado de alarma decretado en España, los efectivos de la Unidad de Militar de Emergencias (UME) desplazados a Tenerife están reforzando la difusión multilingüe del mensaje #QuédateEnCasa".

En concreto, la UME está recorriendo las vías públicas de las zonas turísticas de Tenerife con un vehículo militar tipo jeep y un vehículo de extinción de incendios (una autobomba forestal) y repitiendo por megafonía en varios idiomas que toda la ciudadanía "debe permanecer en sus domicilios" y que "frenar la epidemia de coronavirus es responsabilidad de todos". La grabación que repiten por megafonía en español, inglés, alemán e italiano, termina con un mensaje claro: "quédate en casa".

En los vídeos adjuntos pueden ver esos vehículos durante la campaña informativa que llevaron a cabo efectivos de la UME hoy lunes por el núcleo turístico/residencial de Palm-Mar (Arona) y por Costa Adeje, así como la expectación que despierta esa sonada campaña informativa entre transeúntes y residentes que se asoman desde sus ventanas, balcones y terrazas.

Esa acción preventiva de la UME refuerza la labor que están llevando a cabo los efectivos de los distintos cuerpos policiales entre la población de habla extranjera de las zonas turísticas del Sur de Tenerife, ya que esa es la parte de población que más está costando contener en sus domicilios, apartamentos vacacionales y establecimientos turísticos.

Desde el inicio del estado de alerta, Guardia Civil, Policía Nacional y la Policía Local de los distintos municipios sureños también está llevando a cabo acciones intensivas para obligar a bares, restaurantes, cafeterías y establecimientos hosteleros general a cerrar sus puertas (los incumplimientos o resistencia ha sido particularmente común también entre el empresariado de origen extranjero).

Piscinas y terrazas

Por otra parte, en las zonas turísticas comienzan a cerrarse al baño muchas piscinas comunitarias para prevenir posibles contagios de coronavirus (durante los primeros días, prácticamente todas las piscinas estaban repletas de bañistas, de menores jugando y de personas tomando el sol).

Desde que se activó la alerta por coronavirus se aprecia un aumento de la vida en las zonas abiertas de las viviendas del Sur de Tenerife: azoteas, terrazas y patios. En esos espacios al aire libre abundan las tertulias, meriendas, cenas y juegos en familia. También es fácil ver personas asomadas y conversaciones vecinales de balcón a balcón. En núcleos como Valle San Lorenzo incluso ha habido sesiones musicales como la de canto y trompeta que se hizo viral el domingo a través de un vídeo compartido en redes sociales.