Buscar
19:42h. viernes, 30 de octubre de 2020

Condenado el joven denunciado por sus padres por saltarse la cuarentena

Seis meses de prisión para el joven de 20 años que se ha saltado de forma reiterada la orden de confinamiento vigente para contener el coronavirus y que insistía en poner en riesgo a sus padres enfermos intentando entrar en su vivienda a pesar de su negativa a abrirle la puerta.
Juzgados Granadilla
Juzgados Granadilla

El Juzgado de Instrucción de Primera Instancia e Instrucción número cuatro de Granadilla de Abona (Santa Cruz de Tenerife) ha condenado en firme a seis meses de prisión, por un delito de desobediencia grave a la autoridad, a un varón  de 20 años que, tras dos sanciones por  burlar el confinamiento por coronavirus, vulneró de nuevo la orden de cuarentena, se dirigió a a casa de sus padres enfermos y aporreó la puerta, a sabiendas de que sus progenitores se negaban a recibirle por el riesgo que ello suponía para su salud. Ellos mismos avisaron a la Policía.

En sentencia derivada de juicio rápido de conformidad, el órgano judicial en funciones de guardia ha declarado probado que el ahora condenado había sido sancionado en dos ocasiones, el 19 y el 21 de marzo, por saltarse la obligación de confinamiento a sabiendas de que no debía hacerlo.

Sobre las 19.30 horas del pasado domingo, 29 de marzo, el joven se volvió a saltar el confinamiento y, dice el fallo, “se dirigió al domicilio de sus padres –mayores y con patologías médicas- en el mismo municipio, y golpeó reiteradamente la puerta de la vivienda, a sabiendas de la negativa de éstos a que accediera a la misma por los riesgos evidentes que suponía para su salud”.

Fueron los propios progenitores del acusado los que avisaron a la Policía, destaca el fallo. Los agentes “localizaron al acusado en las zonas comunes del edificio, sin causa justificada alguna para ello, y procedieron a su detención, ante su actitud deliberadamente rebelde y obstativa al cumplimiento de la prohibición ordenada.

El acusado confesó los hechos y mostró su conformidad para beneficiarse de una rebaja en la condena.