Buscar
00:24h. Jueves, 22 de agosto de 2019

Detenidos dos atracadores de 80 y 73 años por robos en sucursales bancarias

Agentes de la Policía Nacional y de los Mossos d´Esquadra, en una operación conjunta, han detenido a dos hombres de 73 y 80 años por atracos a sucursales bancarias. Los arrestados entraban en las entidades bancarias vestidos con ropa reflectante y empuñando armas de fuego, maniatando a los empleados para apoderarse del dinero en metálico y huir del lugar en transporte público. 

A estos individuos, de origen sudamericano, se les atribuyen dos atracos a sucursales bancarias de Barcelona en los que se hicieron con un botín de 32.000 y 45.000 euros. También han sido arrestadas otras dos personas relacionadas con la operación, un hombre por un delito contra la salud pública y otro que fue sorprendido junto a uno de los atracadores cuando se disponían a llevar a cabo un nuevo asalto en Madrid.

Atracos en Barcelona

La investigación comenzó tras el atraco de una sucursal bancaria en Barcelona, llevado a cabo por dos individuos de avanzada edad que vestían chalecos reflectantes y esgrimían pistolas. Estos hombres obligaron a los trabajadores de la entidad a entregarles el dinero, esperando el retardo de la caja fuerte par apoderarse de 32.000 euros en metálico. Tras ello maniataron a los trabajadores y huyeron del lugar.

Dos meses más tarde, mientras los agentes realizaban investigaciones sobre este hecho tuvieron conocimiento de un nuevo asalto en otra entidad bancaria de Barcelona. El testimonio de las víctimas apuntaba a dos individuos de avanzada edad que hablaban con acento sudamericano, uno de ellos posiblemente italiano que vestía un anorak de una empresa de paquetería. Los atracadores intimidaron con armas a los trabajadores del banco y se apoderaron de un total de 45.000 euros. Posteriormente maniataron a las víctimas y se escaparon con el botín.

Coordinación con agentes italianos a través de Europol

Una vez establecido el perfil de los asaltantes, y con la coordinación y supervisión de Europol, los agentes establecieron una comunicación directa con el Núcleo Informativo Carabinieri Milano de Italia para lograr la identificación de los autores, constatando que contaban con un amplio historial delictivo en aquel país. Los investigadores localizaron los domicilios de los asaltantes, uno de ellos en Madrid y el otro en El Vendrell (Tarragona), por lo que se inició un dispositivo policial simultáneo en ambas localidades para la práctica de las detenciones y registros.

Los agentes comprobaron que el hombre residente en El Vendrell se desplazaba hasta Madrid con la intención de reunirse con su consorte y cometer un nuevo atraco en la capital. Finalmente era localizado y detenido en un hostal del centro de Madrid en compañía de un tercer individuo cuando se disponían a asaltar de modo inminente una sucursal bancaria en la capital. En el momento de la detención portaban dos revólveres, dos cascos de moto, guantes, grilletes, bridas y una placa falsa con la leyenda “Special Police”, además de sendas cartas de identidad italianas con filiaciones falsas. Momentos antes de esa intervención, el otro atracador era detenido en un domicilio donde residían en el madrileño distrito de Vallecas.

En la entrada y registro efectuado en el domicilio de El Vendrell, los investigadores descubrieron que las dependencias estaban acondicionadas para el cultivo, elaboración y almacenamiento de marihuana, siendo esta plantación custodiada por un cuarto hombre, que también ha sido detenido.

En los registros se han intervenido dos cartas de identidad italianas, dos revólveres, una pistola detonadora, un vehículo, dos cascos de moto, guantes, grilletes, bridas de plástico, una placa simulada, varios teléfonos móviles y 3,1 kilos de marihuana.