Buscar
17:06h. Viernes, 14 de Diciembre de 2018

Detenidos dos peligrosos delincuentes que tenían en vilo a los comerciantes de San Isidro

El Equipo Territorial de Policía Judicial y el Área de Investigación del Puesto Principal de la Guardia Civil de Granadilla de Abona, en el transcurso de una investigación desarrollada en Tenerife, han procedido a la detención de dos varones de 18 y 30 años respectivamente, vecinos ambos del municipio de Granadilla de Abona, por su presunta participación en la comisión de cuatro delitos de robo con violencia e intimidación en las personas, cometidos en diversos establecimientos comerciales ubicados en la zona sur de la isla. Además se les investiga por la presunta comisión de una detención ilegal, un robo con fuerza en grado de tentativa y un hurto en una joyería.

Con la rápida intervención de la Guardia Civil se evitó que los detenidos continuasen llevando a cabo acciones violentas en la localidad
Con la rápida intervención de la Guardia Civil se evitó que los detenidos continuasen llevando a cabo acciones violentas en la localidad

La investigación se inició al haberse detectado un aumento de esta tipología delictiva durante las últimas fechas en el municipio sureño, procediéndose por parte de las unidades investigadoras a un rápida aglutinación de todos los indicios y pruebas existentes, para su posterior análisis y estudio, lo que unido a una ágil investigación policial permitió identificar a los autores de los hechos.

Modus Operandi

Los autores de los hechos realizaban un estudio previo de los establecimientos en los que posteriormente cometían los ilícitos penales: presencia de seguridad privada, existencia de sistemas de vídeo-vigilancia, número de empleados, etc.

Una vez elegido el establecimiento, a la hora de llevar a cabo los ilícitos penales, los investigados se enfundaban pasamontañas al objeto de evitar ser identificados por las víctimas, testigos o Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, haciendo además uso de armas blancas y/o objetos contundentes con los que amenazar y coaccionar a sus víctimas, conminándolas a que les entregasen todo el dinero que se hallase en ese momento en los establecimientos, tanto en cajas registradoras como en cajas fuertes.

Desarrollo de la investigación

El primero de los hechos sucedió en la madrugada del 26 de agosto pasado, cuando dos jóvenes encapuchados, entraron en un conocido hotel de la localidad de San Isidro, término municipal de Granadilla de Abona, empuñando dos cuchillos de grandes dimensiones, obligando a la recepcionista a tirarse al suelo, para posteriormente, utilizando gran violencia, exigirle que le entregaran todo el dinero tanto de la caja registradora como de la caja fuerte.

El segundo hecho sucedió a primera hora del día 31 de agosto pasado, cuando un joven encapuchado entró en el interior de una cafetería de la localidad de San Isidro, con un ladrillo entre sus manos, amenazando a la camarera. Al observar cómo se encontraba en la barra un cuchillo de grandes dimensiones, éste lo recogió y tras amenazar a la camarera, se hizo con el botín de la caja de recaudación. En la madrugada de ese mismo día, el mismo individuo habría intentando, sin éxito, acceder al interior de un local de la localidad de San Isidro, ayudándose para ello de una barra metálica.

Posteriormente, el 3 de septiembre pasado se produjo otro robo con violencia en otro local comercial de San Isidro, cuando una trabajadora se disponía a iniciar su jornada laboral. Un joven encapuchado la abordó sacando de entre sus ropas un cuchillo de grandes dimensiones, procediendo a sustraerle el dinero que la trabajadora portaba encima.

Ese mismo día, a las 13.30 horas, un joven también encapuchado, empuñando un cuchillo de grandes dimensiones, utilizando el mismo modus operandi, atracaba un segundo local comercial en la localidad de San Isidro.

Los agentes de la Guardia Civil al realizar el visionado de las cámaras de seguridad de ambos establecimientos y tras analizar las pruebas e indicios y declaraciones de testigos, se percataron de cómo se trataba del mismo autor, reconociéndolo como un delincuente habitual de la localidad, siendo el mismo localizado y detenido tras un operativo llevado a cabo ese mismo día.

Se dio la circunstancia de que en el momento de la detención el autor de los hechos, todavía portaba parte del botín de los delitos cometidos. Asimismo, fruto de gestiones practicadas se le pudo relacionar como autor el segundo del robo con violencia cometido en el hotel del día 26 de agosto.

Resultado de la investigación

La investigación ha permitido establecer que los detenidos habrían organizado y llevado a cabo cuatro robos con violencia e intimidación y una detención ilegal en un plazo de seis días en diversos establecimientos comerciales de diferente categoría hoteles, joyerías, etc., logrando el esclarecimiento de los mismos. Además habrían cometido un robo con fuerza en tentativa en un establecimiento y un hurto en una joyería.

Los detenidos, junto con las diligencias instruidas, han pasado a disposición del Juzgado de Guardia de Granadilla de Abona, cuya autoridad judicial decretó el ingreso en prisión de ambos.