Buscar
15:01h. Viernes, 16 de Noviembre de 2018

El ferry Alborán de naviera Armas choca con otro barco y tres pasajeros caen al mar

Un ferry de pasajeros  choca con otra embarcación y tres pasajeros caen al mar, cubría la ruta regular entre los puertos de Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife. Los tres rescatados fueron evacuados a un hospital.

El ferry Alborán de la naviera Armas regresa a puerto visiblemente escorado
El ferry Alborán de la naviera Armas regresa a puerto visiblemente escorado

El accidente se ha producido sobre las 16.30 horas, mientras el ferry Alborán cubría su ruta regular entre los puertos de Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife, y los tres afectados han sido evacuados en helicóptero al Hospital Dr. Negrín.

En este momento no está claro cómo se produjo el accidente. De hecho, Salvamento Marítimo ha indicado que, en un principio, la tripulación del Alborán creía haber chocado con un contenedor.

Un portavoz de Armas ha explicado que el capitán del ferry asegura que él vio en el agua restos flotando cuando ya no tenía capacidad de maniobrar (este tipo de catamaranes desarrollan en ruta hasta 38 nudos, 70 km/h), que los pasó por encima y que fue después cuando sintió un golpe en el casco y vio a los náufragos flotando.

Tras recibirse la alerta, se han dirigido al lugar dos helicópteros, uno de Salvamento Marítimo y otro del Gobierno canario, y tres embarcaciones, la Salvamar Nunki y el buque Miguel de Cervantes, de Salvamento, y una patrullera de la Guardia Civil.

El primer helicóptero en llegar, el Helimer 202, observó a tres personas, dos flotando en el agua y una agarrada a los restos de la embarcación contra la que chocó el ferry Alborán.

Los tres rescatados han confirmado a los servicios de emergencia que solo ellos tres viajaban en la embarcación, precisa el 112.

Los heridos son tres varones. Uno de ellos presenta heridas leves, otro un cuadro de hipotermia, también leve, y el tercero ha salido del accidente sin daño alguno.

Tras la colisión, el ferry Alborán ha regresado al puerto de Las Palmas de Gran Canaria con todos sus ocupantes.

Solo uno de ellos ha requerido atención médica; en concreto, una mujer con una crisis de ansiedad.