Buscar
10:28h. Domingo, 19 de Agosto de 2018

La Guardia Civil en colaboración con EUROPOL detiene a un hombre buscado en Hungría por pertenecer a una red de tráfico ilegal de personas

En relación con la información publicada recientemente en la página web: www.euopol.europea.eu, donde se relata la detención de un varón por parte de agentes de la Guardia Civil pertenecientes a la Comandancia de Santa Cruz de Tenerife, respecto del que constaba una Orden de Detención Europea, se informa lo siguiente: 

Sobre el detenido pesaba una Orden de Detención Europea
Sobre el detenido pesaba una Orden de Detención Europea

Conforme a lo relatado en la citada publicación, la Orden de Detención había sido emitida por la Unidad Contra el Tráfico Ilegal de Personas del Equipo Nacional de Investigación Húngaro, que tenía abierta una investigación referente a un Grupo Criminal Organizado, sospechoso de estar involucrado en varios incidentes que habían tenido lugar durante la crisis migratoria del 2015/2016 con una finalidad lucrativa.

Presuntamente, este grupo criminal, con una organización sólida y bien estructurada, facilitaba el transporte de inmigrantes irregulares a través de toda la parte occidental de Los Balcanes.

Durante la investigación realizada por el Equipo Nacional de Investigación Húngaro, tuvieron conocimiento de que un miembro de la red de tráfico de inmigrantes había abandonado Hungría, huyendo de una posible detención, motivo por el cual se emitió la citada Orden de Detención Europea.

Gracias al intercambio de información y el apoyo de EUROPOL, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad Españoles, informaron a las autoridades húngaras de la posible localización del ahora detenido.

Tras esta cooperación entre las autoridades húngaras y españolas, se supo que el pasado 23 de enero el acusado se encontraba en Tenerife, siendo localizado y detenido en menos de 24 horas por agentes de la Guardia Civil pertenecientes a la Comandancia de Santa Cruz de Tenerife.

La información contrastada y la cooperación entre Hungría y España fue facilitada por EUROPOL con la ayuda de las autoridades policiales de Austria, Alemania, Italia y Polonia.