Buscar
20:29h. viernes, 30 de octubre de 2020

La Guardia Civil encuentra 12 perros muertos en el Barranco del Río, algunos en sacos

Tras localizar 12 perros sin vida en el fondo del barranco de El Río, entre Arico y Granadilla de Abona, la Guardia Civil ha abierto una investigación para tratar de esclarecer la autoría de ese hecho delictivo. En materia de maltrato animal, también ha intervenido en una finca agrícola de Puerto de La Cruz por cría de cerdos vietnamitas en malas condiciones y, por otra parte, investigan a un vecino en La Gomera por tener un perro en grave estado de desnutrición.

Barranco El Río, entre Arico y Granadilla de Abona.
Barranco El Río, entre Arico y Granadilla de Abona.

La Dirección General de la Guardia Civil ha informado en un comunicado de prensa que los agentes del Puesto de Granandilla de Abona tuvieron conocimiento de la existencia de varios cuerpos de perros muertos en el fondo del Barranco del Río. Tras dirigirse al lugar, agentes del Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (GREIM) pudieron observar desde la parte alta del barranco los cuerpos sin vida de los animales.

Tras bajar unos 60 metros de profundidad que tiene el barranco y conseguir llegar hasta donde se encontraban los cadáveres, pudieron comprobar que había 12 perros que no tenían microchip. Algunos de ellos, concretan, estaban metidos en sacos. Se ha iniciado una investigación con el fin de conseguir las pruebas suficientes para esclarecer este hecho delictivo.

 

Cerdos desnutridos 

Por otra parte, agentes del SEPRONA recibieron aviso de la Policía Local de la localidad tinerfeña de Puerto de la Cruz de la localización en una finca agrícola de unos cerdos vietnamitas, especie exótica invasora para Canarias, que podrían encontrarse en malas condiciones higiénico-sanitarias.

 

 

Tras personarse en el lugar para comprobar los hechos, los agentes del SEPRONA observaron una pequeña explotación de unos 40 metros cuadrados en la que estaban confinados 10 cerdos vietnamitas en lamentables condiciones. "No tenían ni agua, ni alimento" y presentaban "signos externos de desnutrición", concretan.

Los animales, prosigue el comunicado, "carecían de una zona de refugio, estando así todo el día expuestos a las condiciones climatológicas". Además, los agentes también observaron planchas rotas de 'uralita' (material considerado altamente tóxico), palets de madera con aristas, e incluso un somier de metal, con el cual los animales podrían hacerse daño. El terreno tenía gran cantidad de agujeros y piedras, donde los animales estaban conviviendo con sus heces y purines.


Durante la inspección, hallaron en un establo tres caballos, que carecían de microchip o una marca alternativa autorizada, y aunque no aparentaban estado de desnutrición, las condiciones higiénico-sanitarias en las que se encontraban eran deficientes, careciendo de zona de recogida de estiércol, bebederos automáticos y cualquier otra medida idónea para la especie.


Una vez localizados e identificados los titulares de la propiedad y dueños de los animales, manifestaron que no tenían registro documental de los animales, ni cartillas identificativas y de control sanitario, por lo que fueron denunciados.


 

Perro con heridas en La Gomera

Asimismo, los guardias civiles del SEPRONA de Garajonay (en la isla de La Gomera) han investigado a un hombre de 42 años y vecino del municipio de Hermigua, por tener un perro en grave estado de desnutrición. Se le imputa los supuestos delitos relativos a la Protección de la Flora, la Fauna y Animales Domésticos.


 

 

La actuación se inició tras recibir el aviso de un ciudadano sobre el estado en el que se encontraban un perro de su propiedad. Al llegar al lugar, los agentes comprobaron que el animal se encontraba en un lamentable estado físico, así como viviendo en pésimas condiciones higiénico-sanitarias. Presentaba un grave estado de desnutrición y heridas en todo su cuerpo, las cuales podrían ser causadas por diversas enfermedades al no estar siendo cuidado ni atendido.