Buscar
06:33h. Martes, 16 de Octubre de 2018

La Guardia Civil intercepta un vehículo repleto de comida perecedera en La Gomera

Agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) en isla de La Gomera, tuvieron conocimiento, en fechas recientes, del posible transporte irregular de productos perecederos (en particular quesos y huevos), desde diferentes explotaciones (regulares e irregulares), ubicadas en la isla La Gomera con destino Tenerife.

La Guardia Civil intercepta un vehículo repleto de comida perecedera, dispuesta para su venta, sin cumplir con las medidas sanitarias de seguridad
La Guardia Civil intercepta un vehículo repleto de comida perecedera, dispuesta para su venta, sin cumplir con las medidas sanitarias de seguridad

Con ocasión de distintas gestiones llevadas a cabo para averiguar la veracidad del supuesto transporte irregular, los agentes realizaron un control de verificación de personas y vehículos en la zona de embarque del Muelle de San Sebastián de la Gomera, durante el cual interceptaron un vehículo que una vez inspeccionada su carga, pudieron observar que en la parte trasera del mismo, se transportaba diversa mercancía, tales como quesos, huevos, miel de palma, gofio envasado, pastas gomeras, vinos y otros productos, encontrándose igualmente entre la carga un perro propiedad del denunciado.

El citado vehículo no era apto para el transporte de productos perecederos, ya que los mismos debían encontrarse en un continuo estado de refrigeración o mantenimiento, sin embargo, éstos estaban ubicados en la parte trasera del vehículo sin medida correctora alguna.

Tras observar los agentes la gran cantidad de productos existentes se procedió a comunicar los hechos a la Unidad Veterinaria del Área de Salud del Gobierno de Canarias en la isla de La Gomera, quienes una vez que pudieron verificar lo expuesto, ordenaron la destrucción de todos los productos que requerían frío o mantenimiento, así como una trazabilidad hasta el consumidor final, en particular de los 123 quesos variados entre frescos, ahumados y de pimentón y de los 360 huevos.

Conforme a los hechos citados anteriormente, los agentes de la Guardia Civil comunicaron al propietario del vehículo y responsable de los productos, que los mismos serían puestos en conocimiento de las autoridades competentes tanto en materia sanitaria como en materia de transporte.