Buscar
10:32h. Lunes, 24 de Junio de 2019

La Guardia Civil investiga a un conductor por conducción temeraria descubierto a través de un vídeo publicado en redes sociales

Agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Grupo de Investigación y Análisis del Sector de Tráfico de Canarias (G.I.A.T.) ha instruido diligencias en las que investiga a un varón de nacionalidad española, de 56 años de edad, como presunto autor de un delito contra la Seguridad Vial.

La colaboración ciudadana ha sido decisiva para esta investigación
La colaboración ciudadana ha sido decisiva para esta investigación

Se trata del conductor del vehículo que protagoniza un vídeo publicado en una conocida red social, en el que se le observa cómo realiza varios adelantamientos en “zig-zag” utilizando en dichas maniobras los tres carriles de la TF-5.

Los hechos por los que se investiga a este conductor tuvieron lugar sobre las 17:30 horas del pasado sábado 13 de abril, entre los kilómetros 7 ́900 (Las Chumberas) y 4 ́350 (Hospital Universitario), en la calzada sentido Santa Cruz de T enerife.

La investigación se inició cuando el G.I.A.T. del Sector de Tráfico de Canarias, tras tener acceso y examinar el citado vídeo, comprueban cómo el turismo circulaba de  forma irregular, abriéndose paso entre una intensa circulación, realizando de forma impulsiva sucesivas maniobras de cambio de carril, sin guardar distancia alguna de seguridad y provocando en repetidas ocasiones un inminente riesgo de colisión contra varios de los vehículos que circulaban por la autovía.

Fruto de las gestiones practicadas, de los testimonios obtenidos, así como del análisis de los documentos gráficos disponibles, los agentes investigadores lograron identificar al conductor responsable del ilícito penal.

Conforme a lo establecido en el vigentes Código Penal, el delito de conducción temeraria puede ser castigado con penas de prisión de 6 meses a 2 años y privación de derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a 1 año y hasta 6 años.

La colaboración ciudadana ha sido crucial para mantener la seguridad vial y desterrar este tipo de conductas en nuestras carreteras.