Buscar
14:48h. martes, 20 de octubre de 2020

El incendio se ha declarado en el área rural de Jedey, en El Paso. Han sido evacuadas 700 personas y un agente forestal ha fallecido. El Cabildo ha confirmado que han encontrado su cuerpo

El incendio de La Palma, en el que ha muerto Francisco José Santana, afecta a casi 2.000 hectáreas

Las labores de extinción podrían complicarse ante un aumento de las temperaturas en las próximas horas. Un alemán, detenido como presunto autor del incendio, dice que el fuego se originó cuando estaba defecando y quemó el papel con el que se limpió

 Vista aérea incendio La Palma y Francisco José Santana, el agente fallecido en el recuadro
Vista aérea incendio La Palma y Francisco José Santana, el agente fallecido en el recuadro

Unos 200 efectivos y ocho medios aéreos de distintas administraciones trabajan en la extinción del incendio forestal que se declaró el miércoles en la isla de La Palma y que afecta ya a una superficie de entre 1.500 y 2.000 hectáreas de superficie.

El fuego se ha cobrado una vida, la de un operario de Medio Ambiente del cabildo Francisco José Santana Álvarez de 54 años; una persona ha sido detenida: un hombre alemán de 27 años que declaró ante la Guardia Civil que el fuego se originó cuando estaba defecando y prendió fuego al papel higiénico con el que se limpió.

El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, y la consejera de Sostenibilidad y Seguridad, Nieves Lady Barreto, han expuesto en rueda de prensa sobre el terreno la situación de este incendio que mantiene sus dos frentes activos y que podría provocar nuevas evacuaciones preventivas en la zona de Los Charcos, en el municipio de El Paso, en función de cómo evolucione.

Tras expresar sus condolencias por el fallecimiento del agente forestal Francisco Santana, el presidente de Canarias ha afirmado que el incendio no está controlado y que la situación podría complicarse en las próximas horas debido al anuncio de temperaturas máximas para el viernes y al incremento de la intensidad del viento. Clavijo ha advertido de que sofocar este incendio "no será fácil", porque probablemente se precisarán "varios días", y ha señalado que lo que ocurra este jueves por la noche será fundamental para saber si el fuego se puede acotar o, por el contrario, sigue creciendo.

La consejera de Sostenibilidad del Gobierno canario ha detallado que el fuego avanza por un frente lineal de unos 400 metros, de la que en estos momentos preocupa en especial su zona sur.

No se tiene constancia de que el fuego haya rebasado la divisoria de aguas hacia la vertiente oriental de la isla, ha dicho la consejera, quien ha recordado que en esa zona hay un cortafuego natural formado no solo por lava, sino también por la ruta de los volcanes, que permitiría trabajar con más tranquilidad. Se mantiene la evacuación de las 700 personas de los barrios de San Nicolás, Jedey y Tacande, Barreto ha insistido en que se trata de un incendio complicado no solo por la zona, sino por las altas temperaturas que se prevén. Ha recordado que la Dirección General de Seguridad ha decretado alerta máxima por riesgo de incendios forestales para las islas occidentales y Gran Canaria. Ha detallado, asimismo, que se mantiene la evacuación de las 700 personas de los barrios de San Nicolás, Jedey y Tacande y previsiblemente se evacuará también la zona de Los Charcos, aunque no ha sabido precisar a cuantas personas afectaría este último desalojo.

Trabajan en el incendio personal de Medio Ambiente del Cabildo de La Palma, Bomberos de La Palma, efectivos de la Unidad Militar de Emergencias, Ayuda en Emergencias Anaga (Tenerife), policías locales de varios municipios, la Policía Canaria, el Servicio de Urgencias Canario, Cruz Roja, Protección Civil de varios municipios así como el puesto avanzado de la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias. También se han incorporado medios del Cabildo de Gran Canaria, del Cecopin de Tenerife y está en prealerta un destacamento de la UME en Sevilla. Respecto a los medios aéreos, hay desplegados tres helicópteros del Grupo de Emergencias y Salvamento de Canarias; tres de la Administración Central, un helicóptero del Cabildo Gran Canaria y un hidroavión y se sumarán otros dos hidroaviones más del Ministerio de Medio Ambiente.

El operario fallecido es Francisco José Santana Álvavez, de 54 años, casado y padre de cinco hijos, que contaba con más de dos décadas de experiencia en el servicio de incendios forestales. Al parecer, el operario de La Palma que perdió la vida en el incendio se separó momentáneamente de su grupo.  El Cabildo ha confirmado que han encontrado su cuerpo. Uno de sus compañeros, el agente Luis Baute Alvarado, ha recordado que el fallecido se dedicaba a un trabajo en el que "se la juegan" cada vez que se enfrentan "al fuego, a sus cambiantes condiciones, a la orografía y a la vegetación".

Las imágenes de satélite de la NASA muestran los cambios exactos del viento que han dificultado en gran parte los trabajos de extinción del incendio que afecta a la isla: si hace unas horas el humo se dirigía a La Gomera, en dirección sureste, durante la tarde del jueves ha experimentado un cambio, virando sentido oeste. Estos cambios, según la NASA, "han forzado a los bomberos a retirarse" en algunos momentos.