Buscar
22:04h. lunes, 26 de octubre de 2020

Proactiva Open Arms denuncia que los guardacostas libios dejaron morir a un niño y una mujer tras hundir su embarcación

La ONG española Proactiva Open Arms ha denunciado este martes que los guardacostas libios han dejado morir a un niño de corta edad y a una mujer tras hundir la embarcación en la que intentaban cruzar el Mediterráneo para llegar a Europa.

La ONG española, que ha vuelto al Mediterráneo pese al cierre de puertos italiano, ha informado de que ha rescatado a una mujer con vida entre los restos de la embarcación, pero que no han podido hacer nada por el menor y la otra mujer
La ONG española, que ha vuelto al Mediterráneo pese al cierre de puertos italiano, ha informado de que ha rescatado a una mujer con vida entre los restos de la embarcación, pero que no han podido hacer nada por el menor y la otra mujer

El fundador de la ONG, Óscar Camps, ha publicado en su cuenta de Twitter una imagen del rescate al que han acudido este martes en la que se puede ver el cadáver de la mujer y el del pequeño sobre los restos de la patera. Según Camps, los guardacostas libios acudieron a su rescate y hundieron la balsa, dejando en el agua a varias personas que se negaron a subir y ser devueltos a Libia.

"La guardia costera libia anunció que había interceptado un bote con 158 personas a bordo y había proporcionado asistencia médica y humanitaria. Lo que no dijeron fue que dejaron a dos mujeres y un niño a bordo y hundieron el barco porque no querían subirse a las patrulleras libias", ha explicado. "Cuando llegamos, encontramos a una de las mujeres todavía con vida, no pudimos hacer nada por recuperar a la otra mujer y el niño que al parecer murió pocas horas antes de encontrarlos.

Dos barcos de esta ONG catalana han vuelto a patrullar el Mediterráneo central, el velero Astral y el buque insignia Open Arms, que actualmente son los únicos pertenecientes a una ONG que se encuentran en la zona.

Ambas embarcaciones llegaron el 4 de julio a Barcelona después de que el Open Arms rescatara a 60 personas en aguas internacionales frente a Libia, e Italia y Malta le negaran el permiso para desembarcarlos en sus puertos, por lo que finalmente fueron trasladados a la capital catalana, que se ofreció como puerto de acogida. 

Denuncian omisión del deber de socorro

"Esta es la consecuencia de no dejar trabajar a las ONG que salvan vidas en el Mediterráneo", "Quiero denunciar una omisión del deber de socorro en aguas internacionales, tanto del braco mercante Triades, que ha abandonado a una embarcación en peligro plena noche, como de los autodenominados guardacostas libios", ha dicho Camps en un vídeo difundido tras el rescate.

Los libios, asegura, "llegan dos días y dos noches tarde y abandonan a dos mujeres y niño en una embarcación que ellos mismo destruyen. Esta es la consecuencia directa de contratar a milicias armadas para hacer creer el resto de Europa que Libia es un país y un Estado seguro. Esta es la consecuencia directa de no dejar trabajar a las ONG que salvan vidas en el Mediterráneo", ha lamentado.