Buscar
12:04h. Martes, 31 de marzo de 2020

El Ayuntamiento de Puerto de la Cruz trabaja en medidas para proteger la economía del municipio

El Ayuntamiento de Puerto de la Cruz trabaja en un paquete de medidas al objeto de paliar la crisis generada por la pandemia de coronavirus que se sufre a nivel global. Las medidas van dirigidas especialmente a los trabajadores, pymes y empresas del sector turístico del municipio, con el fin de proteger el empleo. 

Marco González: El Ayuntamiento trabaja en medidas para proteger la economía del municipio
Marco González: El Ayuntamiento trabaja en medidas para proteger la economía del municipio

Se trabaja desde el área de Progreso Económico en priorizar el pago a proveedores del Ayuntamiento y sus organismos autónomos, con especial incidencia en acelerar procedimientos administrativos que faciliten los pagos pendientes. 

El Ayuntamiento tiene algunas concesiones administrativas y alquileres que requieren de su correspondiente revisión dada a la naturaleza de cada caso, mostrando siempre la voluntad de atender a la pequeña y mediana empresa que es uno de los principales motores económicos de la ciudad.  

Se procederá a la revisión de aquellas Ordenanzas Fiscales que afecten en mayor medida al comercio local, en especial la tasa de la ocupación de la vía pública que depende de la gestión municipal, en relación a los comercios que no puedan ejercer su actividad durante el Estado de Alarma. Además, se propone la flexibilización y reducción de trámites para la concesión de aplazamientos y/o fraccionamientos de pago en los tributos de ámbito municipal a requerimiento del interesado.

Además, desde el Consorcio de Tributos, que tiene delegado la recaudación de los impuestos y tasas municipales, se han tomado ya medidas para facilitar la situación económica de la ciudadanía portuense, medidas que entrarán en vigor siempre con carácter posterior debido a la suspensión establecida de los plazos establecida ya en el decreto del Estado de Alarma.

Por ello, se han ampliado los plazos de los periodos de pago voluntarios y se suspenderán todas las notificaciones que pudieran fomentar que el/la contribuyente necesite acudir a solicitar información o notificaciones de requerimiento de presentación de documentación, salvo aquellas notificaciones que sean necesarias efectuar al tener un plazo inminente de prescripción u otro plazo preclusivo.

Además, se modifican los plazos de pago de las liquidaciones de cobro periódico por recibo, que se encuentren al cobro en el transcurso del estado de alarma, ampliándose su fecha de finalización, como mínimo, por idéntico periodo de tiempo que el de duración del dicho estado. Asimismo, no se notificarán liquidaciones individuales de los tributos gestionados por el Consorcio, sujetos a dicho régimen, esto es Impuesto sobre bienes Inmuebles, Impuesto sobre Actividades Económicas e Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica. Se suspenden los procesos masivos de recaudación ejecutiva, como, por ejemplo, los embargos de cuentas corrientes.

Desde esta misma área que incluyen las políticas turísticas del municipio se ha solicitado al Gobierno a través de la Asociación de Municipios Turísticos la utilización del dinero depositado en los bancos para paliar los efectos económicos derivados de la crisis, a través del fomento del empleo, apoyo a las pequeñas y medianas empresas, a autónomos, etc… 
 
En todo caso, se estudia la posibilidad de implantar medidas adicionales en función de la evolución de los acontecimientos, todas ellas encaminadas a minimizar los efectos de la crisis económica, protegiendo el tejido empresarial y a los ciudadanos del municipio, además de medidas que, una vez superada la crisis, faciliten relanzar la economía municipal.