Buscar
08:45h. miércoles, 05 de agosto de 2020

El Ayuntamiento de La Victoria suspende las fiestas patronales para priorizar la salud de la ciudadanía

El Ayuntamiento de La Victoria de Acentejo ha tomado la decisión de suspender las fiestas patronales del municipio, en honor a Nuestra Señora de La Encarnación. La cancelación del conjunto de actividades vinculadas a estas celebraciones, que tradicionalmente se desarrollan durante las últimas semanas de agosto, responde a la actual crisis sanitaria generada por la pandemia del coronavirus COVID-19.

Las medidas de protección sanitaria frente al COVID-19 y la atención a las necesidades sociales de la población obligan a cancelar las celebraciones en honor a Nuestra Señora de La Encarnación
Las medidas de protección sanitaria frente al COVID-19 y la atención a las necesidades sociales de la población obligan a cancelar las celebraciones en honor a Nuestra Señora de La Encarnación

“Esta medida que hemos adoptado -subraya la primera teniente de alcalde y concejal de Fiestas de La Victoria, María Yurena Gutiérrez González- es fruto de la responsabilidad. Las fiestas patronales son, sin lugar a dudas, unas fechas muy importantes para nuestros vecinos y vecinas; un punto de encuentro para la ciudadanía en el que se unen las ganas de compartir y pasarlo bien con el fervor religioso y una amplia agenda de propuestas festivas, culturales, deportivas… Sin embargo, la situación generada por el coronavirus en todo el mundo obliga este año a suspenderlas, pues debemos situar como nuestra máxima prioridad a las personas, así como la reactivación social y económica de nuestro pueblo”.

“Afrontamos un tiempo complejo lleno de incertidumbres, pero estoy convencido de que entre todos y todas lograremos superar esta situación y muy pronto volveremos a encontrarnos para celebrar nuestras fiestas en honor a Nuestra Señora de La Encarnación”, apostilla la edil.

A este respecto, María Yurena Gutiérrez González hace hincapié en que todos los esfuerzos del Ayuntamiento desde la declaración del estado de alarma por la pandemia se han dirigido a salvaguardar la salud de los vecinos y vecinas. “Todos hemos de colaborar y adaptarnos a las condiciones que se van estableciendo en los diferentes momentos de la desescalada tras el confinamiento, pues persiguen el bien común”, apostilla la edil, “y, de igual manera, nuestro apoyo a la ciudadanía pasa por situar en primer lugar dar respuesta a las necesidades de carácter social que apremian, porque no queremos dejar a nadie atrás en la superación de esta crisis”.