Buscar
04:15h. martes, 20 de abril de 2021

El Cabildo impulsa el espacio cultural Nuevo Parque San Francisco del Puerto de la Cruz

El pleno del Cabildo de Tenerife ha aprobado hoy el impulso a la construcción del espacio cultural Nuevo Parque San Francisco y ha instado al Consorcio Urbanístico para la Rehabilitación del Puerto de la Cruz que licite, en el menor tiempo posible, la dirección facultativa del proyecto para que se puedan iniciar las obras en 2022. 

Parque san francisco0x675_Fotor
El consejero del área de Planificación del Territorio, Patrimonio Histórico y Turismo, José Gregorio Martín Plata, lamenta que “CC y PP insistan en acusar a los actuales regidores insulares de tratar de desmantelar las inversiones previstas en el municipio de Puerto de la Cruz”

A través de una moción que ha debatido en la sesión de este lunes, los tres grupos que sustentan el gobierno insular han pedido que el proyecto incluya las modificaciones necesarias para que se adapte a las necesidades reales y a la financiación comprometida por el Cabildo y el Ayuntamiento de Puerto de la Cruz.

El objetivo es que antes de finalizar este año, y tras el proceso participativo con los agentes sociales, se reconduzca la actuación del espacio cultural y que se ajuste tanto presupuestariamente a los compromisos previos como a las posibilidades económicas de ejecución y mantenimiento.

El consejero insular de Planificación del Territorio, Patrimonio Histórico y Turismo, José Gregorio Martín Plata, ha lamentado que “CC y PP insistan en acusar a los actuales regidores insulares y municipales de no avanzar en el proyecto, puesto que son ambas formaciones, que gobernaban en la etapa anterior, las responsables de que no se haya ejecutado”.

De hecho, ha expuesto que “no es de recibo que continuemos sin conocer el porqué del incremento presupuestario de cinco a dieciocho millones de euros entre 2013, cuando salió elegido el proyecto ‘Dunkel’, y en junio de 2019, cuando se emitió el dictamen favorable de la Comisión insular de Patrimonio Histórico al proyecto de ejecución, que disminuyó su volumetría”, añadió.

Del mismo modo, lamenta que “estén haciendo llegar a la población el mensaje de que el actual grupo insular de Gobierno no está haciendo nada en el Puerto”. Y añadió: “No hay más que pasear por sus calles para darse cuenta de que estamos llevando a cabo numerosas actuaciones en la ciudad turística”, ha afirmado.

Un proyecto sin ejecutar desde 2013

Las acciones para llevar a cabo la construcción del Espacio Cultural Nuevo Parque San Francisco se remontan al año 2013, cuando tras un concurso de ideas los arquitectos madrileños Judith Sastre y Simón Francés presentaron su proyecto ‘Dunkel’, cuyo presupuesto de ejecución material estaba estimado en cinco millones de euros. 

Esa idea ganadora ha tenido una larga y ardua tramitación, desde el anteproyecto inicial, en marzo 2014, hasta el proyecto de ejecución, en diciembre de  2018, un lapso de tiempo en el que, entre otras cosas, ha cambiado sustancialmente la configuración volumétrica del futuro parque.

Realizado el estudio de detalle solicitado desde el área de Patrimonio Histórico del Cabildo de Tenerife, al ser cuestionada la volumetría del proyecto y su inserción en la manzana, la ejecución de este proyecto en diciembre se terminó en 2018 y fue aprobado en Comisión insular en junio de 2019. A estas alturas, y de una manera “curiosa”, mientras el edificio decrecía en volumetría aumentaba su presupuesto de ejecución. 

El proyecto de ejecución completo, incluido el proyecto de instalaciones y el de equipamiento escénico, según  las estimaciones realizadas desde la dirección técnica, podría llegar a alcanzar, en la versión más económica, los dieciocho millones de euros, una cantidad “a todas luces desproporcionada”. 

La corporación insular ha defendido que la planificación del espacio debe regirse por criterios de sostenibilidad que se basen en criterios poblaciones y en principios de eficacia y proximidad. 

A juicio del Cabildo, el parque no puede planificarse meramente como una división administrativa de municipios y tampoco se pueden reproducir “errores del pasado” con respecto a grandes equipamientos que luego generan problemas de mantenimiento económico y funcional.

Por último, la corporación insular ha demandado una participación activa de los colectivos y asociaciones culturales en la puesta en marcha de este espacio emblemático para el Puerto de la Cruz y ha emplazado a la dirección facultativa a reducir el coste y a constituir mesas de trabajo para abordar las futuras necesidades del espacio cultural.