Buscar
07:07h. jueves, 02 de julio de 2020

Ya están en marcha los trabajos de mejora y acondicionamiento de la calle Blanco de Puerto de la Cruz

Esta semana dio comienzo la obra de mejora y acondicionamiento de la calle Blanco, en los tramos situados entre la plaza del Charco y la intersección con las calles Valois y Cupido. 

 

El presupuesto total asciende a 563.881,49 euros, de los que el Ayuntamiento sufraga cerca de un 70%. El resto lo aportan el Gobierno de Canarias y el Cabildo.
El presupuesto total asciende a 563.881,49 euros, de los que el Ayuntamiento sufraga cerca de un 70%. El resto lo aportan el Gobierno de Canarias y el Cabildo.

El presupuesto total de la actuación, incluyendo el servicio de dirección de obra, asciende a 563.881,49 euros, de los que el Ayuntamiento de Puerto de la Cruz aporta 386.484,37 euros, un 68,54% del total, mientras que la Consejería de Turismo del Gobierno de Canarias destina, a través de una subvención nominativa al Cabildo de Tenerife, 163.894,16 euros; y la propia corporación insular, 13.502,96 euros.

La actuación afecta a dos tramos de la calle bien diferenciados. El primero es el tramo peatonal comprendido entre la plaza del Charco y el comienzo de la calle Doctor Ingram, cuyo pavimento y mobiliario urbano se encuentran deteriorados por el paso de los años. El segundo es el comprendido entre el comienzo de la calle Doctor Ingram y el cruce con las calles Valois y Cupido, en el que se restará protagonismo al tráfico rodado ensanchando las aceras y reduciendo el ancho del carril de rodadura, con el fin de mejorar la accesibilidad y potenciar el tránsito peatonal. Asimismo, se dará mayor continuidad a ambos tramos, ya que actualmente no existe prácticamente ningún vínculo entre ellos.

El concejal de Ciudad Sostenible y Planificación, David Hernández, señala que “el objetivo de la obra es darle mayor carácter y atractivo a la calle, dotándola de una calidad ambiental acorde a los inmuebles patrimoniales del entorno e integrándola mejor en el itinerario peatonal turístico del conjunto histórico de la ciudad”. Hernández subraya que, “con ello, se busca contribuir a la regeneración urbana y económica de la zona”.

Entre otras mejoras, se incorporará arbolado y vegetación a la calle. El Ayuntamiento está estudiando cuáles son las especies vegetales más apropiadas, con el fin de sustituir las previstas inicialmente en el proyecto por otras más adecuadas a la zona. Además de ello, se instalarán nuevas luminarias y mobiliario urbano, y se renovarán las instalaciones de los tramos de calle afectados, sustituyendo las diferentes redes, que actualmente no se encuentran en buen estado de conservación. 

El plazo de ejecución previsto en el contrato es de ocho meses. La empresa adjudicataria de la ejecución es Copisa Constructora Pirenaica, S.A., mientras que la dirección de obra está a cargo de Proyma Consultores, S.L.P.