Buscar
06:39h. miércoles, 21 de abril de 2021

Puerto de la Cruz elimina tres conexiones irregulares de aguas fecales en el entorno de la antigua piscina

El Ayuntamiento de Puerto de la Cruz ha concluido esta semana, a través del área de Ciudad Sostenible y Planificación, las obras de conexión del cementerio municipal, El Polvorín y un edificio residencial ubicado en la zona a las redes de saneamiento más próximas, situadas en la calle Luis Lavaggi y la avenida José María del Campo Llarena, eliminando de esta forma cualquier posibilidad de vertido indeseado al mar. 

NP Finalizan obras de instalación_colectores_centro deportes acuáticos_Tenerife_2021_Fotor
Esta semana concluyeron las obras de desviación de estas conexiones, detectadas durante los trabajos de construcción del futuro Centro Insular de Deportes Acuáticos, a la red de saneamiento más próxima

Hace unas semanas, durante el transcurso de los trabajos de construcción del futuro Centro Insular de Deportes Acuáticos, se detectaba la conexión irregular de vertidos fecales a la red de pluviales que transcurre por el entorno de la antigua piscina municipal, procedentes de los citados inmuebles. Dicha red de pluviales, como certificaron los técnicos municipales, conecta con un colector que realiza su vertido directamente al mar.

Con el fin de acabar con el importante problema medioambiental que generaban estas conexiones irregulares, el Ayuntamiento procedió a contratar las obras necesarias para eliminarlas y desviarlas a la red de saneamiento más cercana. Los trabajos fueron adjudicados por un importe de 31.000 euros a la actual concesionaria del servicio de saneamiento de aguas residuales, Aqualia, dada su experiencia y conocimiento de las redes de la zona.

El concejal de Ciudad Sostenible y Planificación, David Hernández, señala que la ejecución de estas obras no ha interferido en el desarrollo de los trabajos de construcción del Centro Insular de Deportes Acuáticos, que han continuado con normalidad.

Asimismo, Hernández resalta la importancia de aprovechar las obras que se realizan en la ciudad para mejorar instalaciones y servicios básicos, como, en este caso, la red de saneamiento. En este sentido, muestra su satisfacción por el paso dado para reducir vertidos de aguas fecales, y subraya la necesidad de seguir trabajando en esta materia para evitar la contaminación del subsuelo y del agua del mar.