Buscar
11:48h. miércoles, 08 de julio de 2020

España reabrirá sus puertas turísticas el 1 de julio, sin cuarentena para visitantes extranjeros

El Gobierno de España levantará la cuarentena para extranjeros el 1 de Julio. Ese ha sido el día señalado para empezar a reactivar el sector turístico español, incluyendo a establecimientos hoteleros, casas rurales, viviendas vacacionales y, en general, a todos los establecimientos y servicios vinculados a la actividad turística.

DIA DEL TURISMO 1382
DIA DEL TURISMO 1382

La decisión ha sido tomada este lunes durante una reunión interministerial celebrada por videoconfererencia. En ella participaron las vicepresidentas Teresa Ribera y Nadia Calviño, la ministra de Asuntos Exteriores (Arancha González Laya), el ministro del Interior (Fernando Grande-Marlaska), el ministro de Transportes (José Luis Ábalos), el ministro de Sanidad (Salvador Illa), y la ministra de Industria, Comercio y Turismo (Reyes Maroto).

El anuncio de esa reapertura de puertas sin cuarentena se produce dos días después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, asegurara en rueda de prensa que este verano "habrá temporada turística" porque España reanudará en julio “la entrada de turismo extranjero en condiciones de seguridad”.

“Tenemos que ir con mucho cuidado sobre cómo la persona que viene no corre riesgo porque llega a un destino seguro, y al mismo tiempo no supone un riesgo para la población local”, aseguró Sánchez, que precisó que el Gobierno trabaja sobre “orígenes y destinos seguros”.

El anuncio hecho público hoy pone fecha límite para el cero turístico que afecta al sector más importante de la actividad económica canaria y estatal desde marzo.

La cuarentena a visitantes extranjeros será sustituida por otras medidas preventivas para tratar de poner freno a un rebrote de contagios, pero el Gobierno aún no ha concretado cuáles serán esas medidas (si bien ha ido avanzando algunos detalles, entre ellos, la toma de temperatura a visitantes).

Desescalada turística

En ese mismo sentido se había pronunciado unos días antes la vicepresidenta cuarta del Ejecutivo central y responsable de la desescalada, Teresa Ribera. En una entrevista a EFE, descartó que en junio se abrieran las puertas exteriores y se readmitieran turistas, y apuntó que ese paso se podría dar "más bien en el mes de julio que en junio", sin precisar la fecha exacta.

No obstante, ese plazo en realidad coincide con la previsión inicial del Gobierno central en sus fases de desescalada del estado de alarma, pues coincidiría con la terminación de las tres fases anunciadas como transición para el retorno "a una nueva normalidad".

Ribera incidió en que sería una “irresponsabilidad” abrir las fronteras de forma prematura y descartó el retorno al turismo de masas al menos a corto plazo. Por eso abogó por ir "con mucho cuidado" para que quienes vengan a España no corran riesgos y, al mismo tiempo, para que no ponga en peligro a la población local. El presidente del Gobierno ha hecho hincapié en el mismo mensaje de prudencia.

Destinos seguros

Igual que hizo Sánchez este sábado, Ribera ahondó la semana pasada en una idea que hace días que suena fuerte en Canarias, la de trabajar sobre “orígenes y destinos seguros”, punto este último en el que puso de manifiesto que aunque los datos del control de la pandemia en destinos como Canarias, Baleares o Andalucía “son extraordinarias”, ahora no está habiendo movilidad entre provincias y eso frena la llegada a esos destinos de personas que pudieran estar potencialmente contagiadas ya no en países extranjeros, sino incluso en el nuestro.

"Tenemos que ir con mucho cuidado sobre cómo la persona que viene no corre riesgo, porque llega a un destino seguro, y al mismo tiempo no supone un riesgo para la población local”, concretó en ese sentido.

“Si se reabre masivamente podríamos estar incurriendo en una irresponsabilidad”, advirtió al tiempo que recordó que los rebrotes de la Covid-19 en China, Corea del Sur y Singapur “estuvieron asociados a la importación de casos” del exterior.

Control de contagios vía app

En relación a las medidas previstas para reforzar la entrada de turistas en condiciones de seguridad tanto para visitantes como para población local y, además, para reforzar el sello de destino turístico seguro, la semana pasada se anunció la puesta en marcha de una experiencia piloto para el rastreo de contagios de coronavirus COVID-10 vía aplicación movil. La prueba se desarrollará durante el mes de junio en Canarias

Este tipo de herramientas registran los movimientos de las personas que han contraído el virus y avisan a sus contactos de que han podido estar expuestos a un posible contagio, lo que ayudará a controlar la expansión de la pandemia. La aplicación se realizará sobre la base de la tecnología de Apple y Google, y al ser una app interoperable en toda la Unión Europea y que compartirá bases de datos a nivel europeo, el rastreo de los casos contribuirá a conocer el estado de la pandemia en cada región.

La nueva herramienta móvil, que ya funciona en otros países como Corea con buenos resultados y aceptación por parte de la población, al advertir a una persona de su posible contacto con un positivo en COVID-19, facilitará la actuación de los equipos sanitarios que podrán tomar las medidas de aislamiento y diagnósticas oportunas, contribuyendo a reducir el impacto de la pandemia.

Estas aplicaciones pueden hacer mapas del movimiento de los afectados. Conocer cómo se mueve el virus en una determinada región ayuda, en primer lugar, a poder tomar medidas en la desescalada y el retorno a la normalidad, pero también a atajar rápidamente posible rebrotes del virus, al aislar rápidamente a los posibles contagiados. 

Cuarentena

En cuanto a la cuarentena de 14 días vigente para quienes entran a España desde otros países (de momento una posibilidad con muchas limitaciones), la ministra había apuntado la posibilidad de que esa medida desapareciera cuando termine el estado de alarma, incógnita que ha quedado despejada este lunes 25 de mayo con el anuncio de su levantamiento.

Esa cuarentena era un escollo que preocupaba sobremanera al empresariado turístico, pues sería complicado reactivar el sector mientras estuviera vigente una medida de movilidad interior tan restrictiva para quienes llegaran desde el extranjero.

Demanda de reservas y destinos competidores

Por otra parte, la ministra aseguró que la Unión Europea entiende que el turismo es «una cuestión importante» y que varios ministerios españoles trabajan para «gestionarlo con prudencia». También reconoció que empieza a haber interés y demanda de turistas extranjeros para viajar a España «una vez que la situación de la pandemia está controlada y empieza a hacer buen tiempo».

Durante este mes Italia había anunciado que sus puertas se abrirán a los turistas el próximo 3 de junio y sin ninguna cuarentena. Y en Grecia los aeropuertos recibirán extranjeros a partir del 1 de julio, sin aislamientos tampoco, aunque someterá de forma aleatoria a los que lleguen a test de coronavirus. De esta forma, dos de los grandes países competidores de España para el turismo extranjero (sobre todo de alemanes y británicos) adelantan a nuestro país.

Esto había acrecentado las presiones del empresariado turístico sobre el Gobierno central, pues entienden que esa ventaja de destinos competidores podría traer graves consecuencias no solo a corto, sino también a medio y largo plazo al derivar a visitantes fieles de España a otros destinos.

Reclamaban en ese sentido que se concretara la fecha de reapertura de fronteras para poder ir haciendo reservas y para ir preparando toda la logística de medios humanos y materiales relacionada con todo lo que hay que reactivar y preparar para la llegada y alojamiento de turistas: establecimientos turísticos, touroperadores, compañías aéreas y, entre otras, excursiones.