Buscar
20:30h. jueves, 03 de diciembre de 2020

El Gobierno tantea empezar a abrir las puertas al turismo extranjero en julio, pero incidiendo en la seguridad

Tras más de dos meses instaurados en el turismo cero, con las fronteras y los establecimientos turísticos cerrados, desde el Gobierno central hoy han apuntado que julio podría ser el mes en el que se reabran las puertas al turismo extranjero y se empiece a reactivar la actividad, aunque se haría extremando la seguridad.

Playa de La Arena. Foto Esteban Pérez
Playa de La Arena. Foto Esteban Pérez

Eso sí, solo se ha hecho una declaración de intenciones, sin concretar fecha exacta para ese retorno de turistas y sin ni siquiera garantizar que esa reapertura no pudiera demorarse más allá de julio.

Lo que sí ha quedado claro es que durante junio continuaremos sin recibir visitantes foráneos en el país. También ha quedado claro que el Gobierno central tiene intención de salvar parte de la temporada estival del sector y lo que quedaría de año a partir de entonces, aunque con prudencia, mucha prudencia, incluso a costa de reabrir esas puertas varias semanas después de destinos competidores como Italia o Grecia. Con lo que casi podríamos hablar de que aunque se cumpla esa previsión de fecha, más que abrir puertas, se trataría de empezar a entreabrir un poco las puertas al turismo foráneo a partir de julio.

Esas son las conclusiones de las declaraciones que ha hecho hoy la vicepresidenta cuarta del Ejecutivo central y responsable de la desescalada, Teresa Ribera, durante una entrevista a EFE. Hay que pensar “más bien en el mes de julio que en el de junio”, ha dicho sobre la fecha para la readmisión de turistas. Aunque ese plazo en realidad coincide con la previsión inicial del Gobierno central en sus fases de desescalada del estado de alarma, pues coincidiría con la terminación de las tres fases anunciadas como transición para el retorno "a una nueva normalidad".

Ribera incidió en que sería una “irresponsabilidad” abrir las fronteras de forma prematura y descartó el retorno al turismo de masas al menos a corto plazo. Por eso abogó por ir "con mucho cuidado" para que quienes vengan a España no corran riesgos y, al mismo tiempo, para que no ponga en peligro a la población local.

 

Destinos seguros

Ahondó en una idea que hace días que suena fuerte en Canarias, la de trabajar sobre “orígenes y destinos seguros”, punto este último en el que puso de manifiesto que aunque los datos del control de la pandemia en destinos como Canarias, Baleares o Andalucía “son extraordinarias”, ahora no está habiendo movilidad entre provincias y eso frena la llegada a esos destinos de personas que pudieran estar potencialmente contagiadas ya no en países extranjeros, sino incluso en el nuestro.

"Tenemos que ir con mucho cuidado sobre cómo la persona que viene no corre riesgo, porque llega a un destino seguro, y al mismo tiempo no supone un riesgo para la población local”, concretó en ese sentido.

“Si se reabre masivamente podríamos estar incurriendo en una irresponsabilidad”, advirtió al tiempo que recordó que los rebrotes de la Covid-19 en China, Corea del Sur y Singapur “estuvieron asociados a la importación de casos” del exterior.

 

Cuarentena

En cuanto a la cuarentena de 14 días que se ha impuesto para quienes entren al país (de momento una posibilidad con muchas limitaciones), apuntó la posibilidad de que esa medida desaparezca cuando termine el estado de alarma.

Por otra parte, la ministra aseguró que la Unión Europea entiende que el turismo es «una cuestión importante» y que varios ministerios españoles trabajan para «gestionarlo con prudencia». También reconoció que empieza a haber interés y demanda de turistas extranjeros para viajar a España «una vez que la situación de la pandemia está controlada y empieza a hacer buen tiempo».

 

Destinos competidores

Italia ya han anunciado que sus puertas se abren a los turistas el próximo 3 de junio y sin ninguna cuarentena. Y en Grecia los aeropuertos recibirán extranjeros a partir del 1 de julio, sin aislamientos tampoco, aunque someterá de forma aleatoria a los que lleguen a test de coronavirus. De esta forma, dos de los grandes países competidores de España para el turismo extranjero (sobre todo de alemanes y británicos) adelantan a nuestro país.