Buscar
02:20h. Sábado, 20 de Octubre de 2018

La Puerta del Sol de Madrid dará en directo las campanadas de Fin de Año con la hora de Canarias

Canarias dará este año la campanada en pleno corazón de Madrid. Por primera vez en su historia desde su instalación en el año 1866, el emblemático reloj de la Puerta del Sol retrasará sus agujas una hora para recibir el Año Nuevo con el huso horario de las Islas Canarias. Este acontecimiento, que hoy fue presentado por los presidentes del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, y de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, se convertirá además en una gran plataforma promocional para Canarias.

Los presidentes Clavijo y Garrido subrayan la colaboración entre Canarias y Madrid para poner en valor la singularidad del huso horario en el Archipiélago
Los presidentes Clavijo y Garrido subrayan la colaboración entre Canarias y Madrid para poner en valor la singularidad del huso horario en el Archipiélago

Con la denominación Una hora menos es más, la empresa pública canaria Promotur se encargará de la organización de un evento audiovisual y musical que pretende convertir la plaza de la Puerta del Sol en un escaparate promocional para el Archipiélago. El espectáculo incidirá en la oferta de Canarias como lugar tranquilo y seguro con experiencias vinculadas con la naturaleza, el patrimonio histórico y la oferta gastronómica en las Islas. En especial, se incidirá en el buen clima de Canarias todos los meses del año, en un claro contraste con el frío peninsular que caracteriza a diciembre y enero en Madrid.

La propuesta para que el reloj de la Puerta del Sol también marque la hora canaria en la Nochevieja de 2018 fue realizada hace un mes por el presidente del Gobierno, Fernando Clavijo, a su homólogo en Madrid, quien acogió esta idea con enorme entusiasmo. "El huso canario es un distintivo promocional indiscutible del Archipiélago", subrayó hoy el presidente Clavijo sobre la difusión y el conocimiento que supone que el nombre de Canarias suene cada hora en emisoras de radio y televisión. "Que ahora se vaya a celebrar el Año Nuevo de Canarias en pleno centro de Madrid, en el reloj que es referencia a nivel nacional, es un acontecimiento histórico que hace justicia a los habitantes de Canarias, que verán reflejado su horario en el reloj que ven millones de españoles y turistas", indicó el presidente canario.

Sobre el espectáculo promocional Una hora menos es más que se podrá disfrutar con entrada libre a todos los ciudadanos y los visitantes en la principal plaza de Madrid, Fernando Clavijo mostró hoy su confianza en que esta celebración con el horario de Canarias pueda convertirse en una tradición y que tenga continuidad con los años. "Nos gustaría que este acontecimiento tan especial genere tradición y que los sesenta minutos que transcurren entre las campanadas peninsulares y las campanadas canarias se conviertan en una hora de fiesta en la que los peninsulares y los canarios compartamos el cambio de año", afirmó el presidente del Gobierno después de reunirse con su homólogo autonómico en Madrid.

En el ámbito de los horarios, cuando en varios países de la Unión Europea y en la Comisión Europea se ha abierto un debate político y social sobre la posibilidad de ajustar horarios y suprimir los dos cambios de hora anuales en las estaciones de verano e invierno, Fernando Clavijo ha reivindicado el hecho diferencial de Canarias porque "nuestro huso horario, con una hora menos respecto al horario español en toda la Península, es un distintivo promocional indiscutible del Archipiélago, que conlleva difusión a nivel nacional del nombre de las Islas Canarias cada una de las veinticuatro horas del día".

Con la celebración del Fin de Año con el horario de Canarias, la Real Casa de Correos de Madrid suma otro capítulo de su ya larga historia desde que sobre uno de sus templetes fuera instalado el reloj de la Puerta del Sol hace 152 años para celebrar el cumpleaños de la reina Isabel II.

Desde entonces la plaza de la Puerta del Sol y su torre con reloj se han convertido en una referencia urbana imprescindible para los vecinos y visitantes del centro histórico de Madrid. Desde 1998 el edificio acoge las dependencias principales de la Presidencia de la Comunidad de Madrid, aunque ya desde el 31 de diciembre de 1962 viene albergando también las tradicionales Campanadas de Fin de Año en una fiesta popular abierta al público que es difundida a nivel mundial por las principales cadenas de radio y televisión españolas.