Buscar
03:47h. lunes, 28 de septiembre de 2020

Turismo de Canarias trata con las patronales el protocolo para el establecimiento de corredores seguros y test

La consejera de Turismo, Industria y Comercio del Gobierno de Canarias mantuvo este miércoles un encuentro con los presidentes de las principales asociaciones hoteleras de las Islas para coordinar el protocolo para el establecimiento de pruebas de detección y diagnóstico de la Covid-19 tanto en origen como en destino a los turistas y generar confianza en el destino Islas Canarias de  cara a la temporada de invierno, un hecho sobre el que muestra su confianza en que está ya cerca su aplicación.

Yaiza Castilla celebra la tendencia a la flexibilización y armonización de medidas en los países emisores europeos frente a los viajes y que se está ya cerca de conseguir las pruebas de testeo de Covid-19 a los turistas
Yaiza Castilla celebra la tendencia a la flexibilización y armonización de medidas en los países emisores europeos frente a los viajes y que se está ya cerca de conseguir las pruebas de testeo de Covid-19 a los turistas

A la reunión asistieron el presidente de la Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro (Ashotel), Jorge Marichal; el presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Las Palmas (FEHT), José María Mañaricúa; la presidenta de la Federación Turística de Lanzarote FTL y Asolán, Susana Pérez; y el presidente de la Asociación de Empresarios Turísticos de Fuerteventura (Asofuer), Antonio Vicente Hormiga.

La Consejería de Turismo trabaja en coordinación con Sanidad en una propuesta de protocolo sobre la logística para la implementación de corredores seguros, en paralelo a la negociación iniciada desde el Ministerio de Asunto Exteriores con los principales mercados emisores de turismo, a la vez que se contempla la opción de realizar test en origen, ya sea con acuerdos de Gobierno o en el ámbito privado a través de los operadores. 

Dicho protocolo contempla también la realización de estas pruebas en destino, a la salida de los turistas, en coordinación con cabildos insulares, empresas alojativas y Gobierno regional, de forma que se cumpla con la mutualización del riesgo.

La consejera valoró satisfactoriamente los indicadores que se vienen dando en los últimos días que hacen prever que Canarias puede aspirar a cierto grado de recuperación turística para la temporada de invierno, tales como la flexibilización de las restricciones de viaje a las islas que ha decidido el Reino Unido, de forma que agregará o eliminará de su lista de corredores seguros de Covid-19 por región y no por país como hasta ahora, o la propuesta de la Comisión Europea para coordinar y armonizar las medidas ante terceros países de la UE en base a los mismos criterios, así como las manifestaciones realizadas por la presidenta de la Comisión, Ursula Von Der Leyen, que se inclina por el establecimiento de test a los viajeros antes que a cuarentenas. Medidas todas que persiguen dar confianza a la demanda y dar estabilidad a las empresas del sector de viajes y para lo que Canarias turísticamente se sitúa en una buena posición de partida dada que es el único destino de sol con capacidad para la temporada de invierno.

En cualquier caso, patronales y Consejería regional de Turismo son conscientes de que cualquier medida en favor de la actividad turística canaria pasa por bajar los actuales niveles de incidencia de la pandemia en Canarias para lo que insisten en endurecer las medidas en aquellas zonas donde los niveles de contagios están más altos, de forma que se llegue a tiempo a la apertura de la temporada de invierno que en las Islas va de noviembre a marzo.

Según puntualización de Yaiza Castilla, “hemos perdido nuestros principales mercados emisores internacionales, lo que complica la planificación de la temporada de invierno y compromete la viabilidad el negocio turístico, una situación que inquieta no sólo al sector turístico canario, sino que el sector emisor se está viendo seriamente perjudicado por el veto a Canarias, ya que se trata del único destino de invierno de gran volumen a media distancia de los principales mercados emisores que, además, cuenta con todos los estándares europeos, muy apreciados en este momento de pandemia”.