Buscar
17:39h. Martes, 16 de Octubre de 2018

Turismo y la ULPG elaboran un modelo que compatibiliza el uso sostenible de los recursos marinos con el desarrollo turístico

El consejero de Turismo, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias, Isaac Castellano, y el rector de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Rafael Robaina, han firmado hoy lunes11 de junio un convenio de colaboración para la creación de la primera Red de Ecoáreas Litorales de Canarias, una iniciativa en la que participan las dos universidades y que pretende armonizar el uso sostenible de los recursos marinos con el desarrollo turístico. 

Isaac Castellano, y el rector de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Rafael Robaina, firman el convenio del  proyecto Ecoáreas Mar de Todos, “exportable a otros archipiélago del mundo”
Isaac Castellano, y el rector de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Rafael Robaina, firman el convenio del proyecto Ecoáreas Mar de Todos, “exportable a otros archipiélago del mundo”

El proyecto podrá ser extensible a archipiélagos y territorios costeros de todo el mundo, según han explicado.

Según ha manifestado el consejero de Turismo, Cultura y Deportes, “lo que persigue el proyecto Ecoáreas Mar de Todos es la participación de la ULPGC para proporcionar el aval científico  necesario para la creación de áreas ecoturísticas que fomenten el uso sostenible de los recursos del litoral de Canarias. 

“Las Islas”, continuó Isaac Castellano, “se podrán convertir, de esta forma, en un referente de sostenibilidad con el desarrollo de modelos de explotación de recursos marinos que puedan ser exportables a otros archipiélagos”. 

Por su parte, el rector de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria afirmó que “se está abriendo un camino muy importante porque, hasta ahora, el desarrollo turístico se hacía por una parte, de acuerdo a unos intereses turísticos, y de otra parte las demás actividades”. “De esta forma”, continuó Robaina, “integramos el conocimiento y obtenemos indicadores que nos permitan la gestión multidimensional de nuestro litoral sin afectar intereses particulares y generando beneficios para todas las partes”.

Según explicaron tanto el rector como el consejero, que estuvieron acompañados por la directora general de Ordenación y Promoción Turística, Candelaria Umpiérrez, de los 88 municipios canarios, 77 tienen costa y son susceptibles de un tratamiento especial de protección.  Por este motivo, “el propósito a corto plazo es crear al menos una ecoárea en cada isla del archipiélago, de tal forma que se dé una protección especial a ese litoral, y se tenga en cuenta a su vez la intervención de otros agentes como los bañistas, las cofradías, los mariscadores o los comercios,  incluyendo la perspectiva de la sostenibilidad”.

El proyecto Ecoáreas Mar de Todos nace de abajo hacia arriba, en la idea de ir marcando objetivos que se vayan consiguiendo gradualmente. El acuerdo pretende establecer las bases científicas del proyecto y las líneas de acción y evaluación, a través de un consejo científico que estará formado por expertos de turismo sostenible, economía, gestión marina, gestión pesquera, biodiversidad y conservación, sociología, salud pública y ciencias sociales. Las universidades canarias llevarían a cabo el asesoramiento técnico y científico de esta iniciativa.

Las universidades tendrán entre sus funciones organizar las reuniones y los encuentros necesarios para definir el protocolo de implementación de las Ecoáreas; crear y dotar de formación específica a los equipos de facilitadores y de dinamizadores que asistirán a los diferentes actores interesados en el litoral y a las instituciones públicas que intervengan y realizar jornadas de formación y unificación de metodología con los equipos de facilitación y de dinamización.


Implicación de la ciudadanía y las instituciones

En el desarrollo del proyecto se realizarán unas jornadas denominadas ‘Mardetodos’ con representantes de las principales administraciones implicadas, instituciones de investigación, agentes económicos y sociales, con la finalidad de consensuar los ejes principales sobre los que se apoyará la Red de Ecoáreas de Canarias, de las que saldrá un manifiesto final.

Además, la dirección técnica del proyecto organizará encuentros informativos y de concienciación con los representantes de todos los sectores con interés en las ecoáreas, para facilitar su incorporación al proyecto y se llevará a cabo una campaña de dinamización a las instituciones con encuentros informativos y de concienciación con los representantes de todos los cabildos insulares e instituciones locales interesadas para ayudarles en el proceso de implementación de las ecoáreas con el fin de facilitar su incorporación al proyecto. 

Entre otras acciones se creará un manual con toda la información necesaria para ejercer las actividades de facilitación del proyecto. El manual definirá los criterios de formación específica de los facilitadores, separado por materias, y fijará los criterios, contenidos y dinámicas necesarios para desarrollar los conocimientos imprescindibles para participar en la dinamización, seguimiento y evaluación de cualquier ecoárea

Isaac Castellano mostró su satisfacción por la puesta en marcha de este proyecto al considerar que “es esencial el establecimiento y reforzamiento de acciones conjuntas para que el turismo en Canarias siga afianzándose como el principal inductor de progreso económico-social, conservando y protegiendo el medio ambiente y la eficiencia de los recursos en un desarrollo sostenible, tal como promueve la Unión Europea”.

La estrategia de desarrollo de Canarias para el periodo 2014-2020 establece como objetivo global la promoción del desarrollo sostenible de la comunidad autónoma, procurando la consolidación de una economía competitiva que cree empleo de manera sostenida, siendo respetuosa con el medio ambiente y los valores naturales del territorio insular. El convenio tiene una vigencia plurianual y el importe total del mismo es de 152.400 euros.