Buscar
01:05h. viernes, 23 de octubre de 2020

Yaiza Castilla: “Ser un destino adaptado es un tren que Canarias no puede perder”

La consejera de Turismo, Industria y Comercio del Gobierno de Canarias, Yaiza Castilla, afirmó este martes en la Comisión de Discapacidad del Parlamento autonómico que “ser un destino adaptado es un tren que Canarias no puede perder".

Canarias tendrá una nueva web de información turística que contendrá una zona específica para turismo adaptado, además de que será accesible para personas con discapacidad auditiva e invidentes
Canarias tendrá una nueva web de información turística que contendrá una zona específica para turismo adaptado, además de que será accesible para personas con discapacidad auditiva e invidentes

Castilla se refirió a los más de 3,3 millones de turistas mayores de 60 años que eligen las Islas para pasar sus vacaciones, de los que más de 600.000 son mayores de 70 años, “para los que la accesibilidad, aunque opinan que puede mejorar, no parece ser un problema para venir y repetir, un año tras otro, su visita al Archipiélago”.

Sin embargo, Yaiza Castilla, hizo hincapié en que cuando se habla de accesibilidad se debe tener en cuenta todo el universo de personas en el mundo que tiene algún tipo de diversidad funcional física, visual, auditiva, psíquica etc, “un universo que participa con mayor frecuencia en actividades turísticas y debemos contribuir, desde las administraciones públicas, en minimizar las  barreras que se puedan encontrar para tener un acceso normalizado a los bienes y servicios de los lugares que visitan”.

Por este motivo, añadió, Canarias no se conforma con los recursos que existen en nuestra oferta turística, que nos hacen valedores de poder ser destino de turismo adaptado, “pues aún debemos avanzar mucho en adaptabilidad de nuestros recursos y servicios a las personas con diversidad funcional, con el fin de ser un destino más igualitario”.

La consejera de Turismo afirmó que al Gobierno le constan los esfuerzos que desde los ayuntamientos y cabildos insulares se hacen en la adaptación de necesidades de personas con discapacidad, a través de eliminación de barreras, creación y adaptación de normativa nacional y transnacional y vigilancia de su cumplimiento, en materia de transporte, edificaciones y urbanismo.

Sin embargo señaló que la accesibilidad es algo que no solo afecta a ciertos colectivos, sino a la sociedad en general y, al destino turístico en particular, al mejorar la calidad de vida y la percepción que de ello obtienen residentes y visitantes.

Por eso incidió en que Canarias debe ir mucho más allá, “no solo por ser una obligación social, sino también por estrategia turística”.

En este sentido anunció que la Consejería de Turismo ha iniciado los trabajos de promoción y captación de lo que denomina el  turismo ‘silver’, que abarca hasta tres generaciones, y requiere en su conjunto de una serie de adaptaciones en el destino Canarias, comunes a las necesarias para los visitantes con discapacidad.

Dentro de una estrategia general, Yaiza Castilla manifestó que Canarias va a poner énfasis en una serie de servicios y productos que puedan satisfacer las demandas de este segmento, como puede ser garantizar un turismo seguro, evitando problemas de accesibilidad; modernización de infraestructuras e instalaciones, tanto públicas como privadas; creación de servicios y productos para personas que viajan solas; identificación de buenas prácticas para superar retos y barreras; y el diseño de planes de formación para la asistencia a estos turistas.

Nueva Web de información turística adaptada

Desde Promotur Turismo de Islas Canarias no ha existido hasta ahora, dentro del plan estratégico promocional, una línea específica para el segmento de turismo adaptado, a pesar de su relevancia estratégica por el consabido envejecimiento de la población europea que conforma nuestros mercados de origen principales y por la ventaja competitiva que supone en términos generales.

No obstante, la consejera señaló que “existen numerosos recursos en nuestra oferta turística que nos hacen valedores de poder ser un destino de turismo adaptado” aunque reconoció que “aún debemos avanzar mucho en adaptabilidad de nuestros recursos y servicios a las personas con discapacidad, con el fin de ser un destino más igualitario”.

En materia de información, en la web de Turismo Hola Islas Canarias, se identifican los recursos turísticos accesibles dentro de la información general que se proporciona de playas, espacios turísticos, centros culturales, etcétera, para que cualquier visitante sepa con antelación si va a tener cualquier dificultad a la hora de su acceso. 

A este respecto anunció que Canarias tendrá una nueva web de información turística “que esperamos presentar en septiembre, y que contendrá una zona específica para turismo adaptado, además de que será accesible para personas con discapacidad auditiva e invidentes”.

La llegada de los nacidos en la década del baby boom 

Actualmente se contabilizan en la Unión Europea mas de 129 millones de personas con edades comprendidas entre los 55 y 80 años, constituyendo un total del 25% de toda su población.  Si se continúa en la misma tendencia, en 2050 un tercio de la población europea tendrá más de 60 años. 

Este desarrollo demográfico tendrá, sin lugar a dudas, un impacto considerable sobre los hábitos de viaje y la demanda de viajes en la Unión Europea. 

Por ello, para la titular de Turismo, será necesario, tanto desde el sector público como el privado, el desarrollo de estrategias a corto, medio y largo plazo para prepararnos de manera competitiva a los cambios que con la próxima incorporación de los “baby boomers”, nacidos entre 1954 y 1964, que está a punto de comenzar.

Sin ir más lejos, hoy en día un 7,3% de todos los adultos en Europa está pensando tras su retiro cambiar su residencia al sur de Europa, lo que se traduciría en una demanda de 2,7 millones de personas en los próximos 20 años, a los que se suman los otros tantos millones de europeos que buscan pasar temporadas.

Una suerte de clientes con  rentas garantizadas, con los que tendríamos menor dependencia de la conectividad por sus estancias más largas, y menor estacionalidad en la demanda.

“El envejecimiento de la población afecta pues al sector turístico y a la forma en la que se disfruta del tiempo libre, por lo que los actores y empresas que ofrecemos productos y servicios en estos ámbitos debemos saber adaptarnos a este cambio de tendencia”, concluyó.