Buscar
16:38h. Lunes, 14 de octubre de 2019

Risco Caído: Canarias suma valor propio

La reciente declaración del yacimiento arqueológico prehispánico Risco Caído y las Montañas Sagradas de Gran Canaria como Patrimonio Mundial de laUnesco supone, además de todo de lo que ya se ha hablado y escrito, un magnífico valor añadido a nuestro destino Islas Canarias y, en concreto, al de la isla grancanaria.

El final de la película depende de nosotros

Casi todos teníamos claro que en algún momento las cosas nos dejarían de ir tan bien y empezaríamos a ver síntomas de normalización de la situación de la demanda turística hacia Canarias. Lo que no esperábamos es que se diesen las circunstancias actuales que, más bien, hacen fiel reflejo de ‘la tormenta perfecta’.

¡A dormir a la playa!

El reciente anuncio del Ayuntamiento de Palma de prohibir el alquiler vacacional en edificios residenciales a partir de julio ha provocado numerosas opiniones en medios de comunicación canarios por parte de defensores, detractores y ‘medio pensionistas’ del alquiler vacacional.

Aunque hablamos de territorios diferentes, se trata del mismo perro con distinto collar: Palma de Mallorca, 11.000 plazas en vivienda vacacional, 645 legales (solo el 5,8%); Canarias, 131.032 plazas, 18.440 legales (14%). En Canarias tenemos un decreto que permite esta actividad desde hace 3 años. ¿Y solo se ha dado de alta el 14% de la oferta? ¿De verdad?

 

¿Todo vale como alojamiento turístico?

Cierre los ojos. Deje la mente libre. Piense en una experiencia alojativa única con las siguientes características: orgánica, natural, saludable, en contacto con la naturaleza, ecológica, sostenible, relajada... Seguro que a estas alturas se sitúa usted en un entorno que poco tiene que ver con una ciudad bulliciosa, es posible que esté en una zona tranquila, puede incluso que de montaña. Podría ser cualquier casa u hotel rural, de los muchos y buenos que tenemos en las Islas, pero no quiero condicionar su imaginación.

 

No tensemos la cuerda del turismo

Que los tiempos nos sonrían es fruto de múltiples factores, dos de ellos son, sin lugar a dudas, una coyuntura socioeconómica favorable y una correcta gestión de los negocios turísticos. Pero lo primordial, y todo hay que decirlo, es que contamos con el favor de los turistas, nuestros clientes, y debemos ser conscientes de que conformamos un gran puzle: la comunidad del turismo.
En esa comunidad participan muchos actores (hoteleros, turoperadores, agencias de viaje, empresas de actividad complementaria, instituciones públicas...), cada uno de los cuales aporta su grano de arena, su pata al ciempiés. Sin esa aportación el sector queda cojo y, por tanto, corre el riesgo de debilitarse y romperse. Y en Canarias, ya sabemos, somos hoy el principal motor que tira de su locomotora económica.

¿Regular para desregular? Crónicas turísticas de Canarias

Se tramita estos días en el Parlamento de Canarias un proyecto de ley de la máxima importancia para el futuro de nuestra tierra, la conocida como Ley del Suelo, y desde Ashotel seguimos este procedimiento con gran interés. Se trata de un texto normativo extenso −408 artículos, 19 disposiciones adicionales, 23 disposiciones transitorias, 1 disposición derogatoria y 7 disposiciones finales− y que pretende contribuir a la necesaria simplificación de la amalgama de normas que regulan el territorio en Canarias.