Buscar
00:36h. Lunes, 06 de abril de 2020

MÁS RESPONSABILIDAD

El comportamiento ciudadano está siendo ejemplar, quitando algún caso anecdótico, se está respetando el confinamiento y siguiéndose escrupulosamente lo mandatado por las autoridades sanitarias o civiles. Se demuestra la madurez y el saber estar de una ciudadanía que está a la altura de las difíciles circunstancias que estamos sufriendo, ningún reproche, todo lo contrario, un aplauso interminable y merecido.

SI NADAS NO TE AHOGAS

Nadie ha estudiado para enfrentarse a esta crisis sanitaria, que también es ampliable a otros aspectos vivenciales, siendo global e inédita. Si podíamos estar preparados para una situación coyuntural, local y predecible, pero desde luego, no para afrontar una pandemia mundial, que está paralizando, no sólo la actividad económica sino la entera sociedad, en un confinamiento hogareño, que pone a prueba las capacidades de aguante, convivencia o paciencia. Desde luego, pocos gobiernos han sabido o están lidiando esta situación con eficacia. 

FUERTES COMO EL TEIDE

La mejor definición que podemos dar a la situación que estamos viviendo es la de incertidumbre, personal, familiar, empresarial, social. Estamos todos tremendamente preocupados, algunos ya han tenido que pasar por experiencias muy dolorosas o la están sufriendo ahora. No sabemos exactamente como va a evolucionar la excepción sanitaria, entre otras cosas, porque los que tienen responsabilidad, no han acertado en casi nada y en casi todos los pronósticos han errado una y otra vez.

Hacer del limón limonada

Estamos viviendo unos momentos difíciles, nunca vistos, con unas perspectivas llenas de incertidumbre. La crisis sanitaria provocada por el coronavirus es global, afecta a todos y en todas partes, nadie es inmune a sus consecuencias de una manera u otra. La preocupación es evidente y no es para menos, la pandemia asusta a nivel personal, inquieta en lo político, angustia socialmente e intranquiliza en el tejido empresarial. Pero es oportuno luchar, no dejarse amilanar, asumir los retos con espíritu de victoria, porque hay que vencerlos, aunque cueste. Ya lo decía Victor Hugo: "incluso la noche más oscura terminará con la salida del sol".

VENCIENDO OBSTÁCULOS

Dicen que de las grandes crisis salen nuevas respuestas a problemas estancados desde hace tiempo. Esta máxima nos tiene que hacer recapacitar para poner todo el ingenio, voluntad o fortaleza en aprovechar las circunstancias actuales para sumar, proponer o arriesgar. Buscar el lado positivo de cualquier asunto, aunque también es verdad, que muchas veces cuesta encontrarlo.

APORTANDO SOLUCIONES VIABLES

Tener una actitud proactiva es lo que mejor puede acompañar a la crítica de cualquier gestión. Se trata de exponer públicamente lo que está mal o no funciona, pero a la vez, aportando las respuestas adecuadas para que se pueda desatascar lo que está detenido. La censura por costumbre o por incordiar, sirve sólo para encrespar el ambiente, complicar el asunto y eternizar la solución. Por lo tanto, hay que ser responsable, cuando se comenta o se reprueba a alguien o algo, hay que justificarlo poniendo los arreglos que sean necesarios, para revertir esa situación defectuosa. Es un principio de seriedad y sobre todo, de ser consciente de que todos tenemos que sumar, cada cual en la medida de sus posibilidades o cualidades, pero siempre aportando. 

EL NORTE DE TENERIFE, UNA OPORTUNIDAD PERMANENTE

Cuando hay mala intención en lo que se hace o se dice, siempre se descubre. Es lo que tiene desvirtuar la verdad para cambiarla por inconfesables intereses. Llevamos décadas defendiendo y luchando por el Norte de Tenerife, como una zona estratégica para el desarrollo global de la isla, se puede demostrar yendo a la hemeroteca. Históricamente ha sufrido un abandono, tanto por el Gobierno de Canarias y también por el Cabildo Insular, que no han atendido sus reivindicaciones, olvidando sus necesidades y postergando la implantación de las infraestructuras básicas.

SILENCIO ADMINISTRATIVO

Ya estamos viviendo plenamente lo que se ha denominado la cuarta revolución industrial, caracterizada por la digitalización, globalización y la máxima conectividad. Lo cual produce cambios personales y sociales, además de transformar el sistema económico. La incorporación de las nuevas tecnologías es un hecho irrefutable, que nos envuelve, condicionando nuestro quehacer diario en todos los ámbitos. Esta transformación, que no cabe duda implica progreso, nos tiene que hacer tomar conciencia de la responsabilidad que tenemos para asumir lo novedoso, incorporarlo y hacerlo fructificar. Las posibilidades son enormes, las ganas se suponen, la capacidad se forma y los resultados dependen de la implicación. Klaus Schwab presidente del Foro Económico Mundial ya lo ha puesto de manifiesto cuando dijo que “la cuarta revolución industrial afectará la esencia misma de la experiencia humana”.

A TENERIFE SE LE RESPETA

Nuestra isla no se merece el continuo frentismo al que está sometida constantemente por los políticos. Los empresarios estimamos la tranquilidad y exigimos responsabilidad y alturas de miras. No hay manera que se pongan de acuerdo en los asuntos fundamentales, ni en casi nada, dejando de lado ideologías, partidismos y egos personales, para poner en primer lugar los intereses generales.

Ayuntamientos de alta velocidad

Lo esperado es que las autoridades actúen en las distintas esferas de su competencia, con eficiencia, rapidez, oportunidad o contundencia cuando sea el caso. Otra cosa es que suceda como tiene que ser o por el contrario no sean capaces de proceder oportunamente, por falta de preparación, incapacidad o mediocridad. En nuestra sociedad, lo público se ha instalado de una forma omnipresente en todos los ámbitos vivenciales y los ciudadanos estamos influidos tanto por su inoperatividad como por su quehacer. 

DAME PACIENCIA

Cuando se entra a un ayuntamiento o a cualquier otra administración pública a gestionar cualquier asunto, hay que ir acompañado con la pastilla de la tensión y algún tranquilizante, para no enfadarse, tener la suficiente paciencia y no perder los nervios, porque las pegas comienzan desde el primer instante.

LA VIVIENDA COMO REFUGIO

Hay necesidades y derechos fundamentales que exigen su implantación obligatoriamente. Contar con una vivienda digna, buena sanidad y la mejor educación son la base sobre la que se sustenta vivir con calidad de vida. La vivienda no sólo es un derecho constitucional, que ya de por sí es importante, sobre todo, es una necesidad primaria de cualquier persona, porque da protección. 

COMO LOS CANGREJOS

Tenerife no sólo tiene los escarabajos, que allí donde están, se trasladan o los ponen, paralizan cualquier actuación a ejecutar, dilatando el comienzo o la evolución de cualquier obra pública o privada. También contamos para nuestra fatalidad, además de los inefables noistas, con los políticos cangrejos que, en vez de propiciar un avance económico o social, continuamente están torpedeando las iniciativas propiciatorias de actividad económica, creación de empleo o riqueza social. Es decir, en vez de avanzar, gracias a sus ocurrencias obstruccionistas, caminamos para detrás como los crustáceos. Torpes y evidentemente ineptos, tienen una visualización de la realidad sesgada por sus egos personales, intereses particulares, consignas partidistas y sobre todo, por la obediencia ciega o fundamentalista a su ideología que todo lo intenta explicar. 

HAY QUE INTENTARLO

Depende de la actitud que se tenga ante los distintos acontecimientos diarios, que éstos se asuman con voluntad de afrontarlos, superarlos y vencerlos o puede suceder lo contrario, a saber, que el desánimo, las pocas ganas y la indiferencia, provoquen la inutilidad. Hay que tener voluntad de triunfar, de hacer, sumar, proponer, es decir, de ser proactivo.

UNA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA FALLIDA

La administración, con su radical ineficacia y torpeza congénita, que es común en sus distintos ámbitos territoriales, estatal, autonómico, insular y local, está en el origen de gran parte de los problemas que sufren los empresarios y padecen los ciudadanos. Los retrasos son la norma, la rapidez es lo ocasional. Cualquier gestión por realizar, desde la concesión de licencias de obra, pasando por los procedimientos de apertura de negocios o la autorización de un simple vado, lleva implícita pérdida de tiempo, inversión paralizada, daño económico y enfado asegurado.

 

ASEGURANDO EL FUTURO

Una sociedad mejor exige contar con todos los medios posibles e indispensables, que permitan un desenvolvimiento fluido de la convivencia, de forma ordenada, bien estructurada, sin obstáculos o interrupciones. Para conseguirlo hay que contar con las infraestructuras, de todo tipo, que sean la base sobre la que se asiente una actividad económica estable y generadora de empleo. 

TENERIFE VACIADA

Diciéndolo de manera coloquial, Tenerife se está hinchando por el sur, desinflando por el norte y empantanándose en la zona metropolitana. Es una realidad observable a primera vista, porque cuando llegamos a la demarcación meridional, parece otro mundo, una actividad económica frenética, impulsada por la construcción, el turismo y el sector servicios. Inversiones millonarias, crecimiento poblacional, atracción laboral de primer orden, implantación de negocios por todos lados y de las más variadas actividades, junto a un dinamismo social que es un verdadero polo de atracción de población foránea. Una zona en pleno auge económico, impulsora de una actividad persistente día y noche. Se dice que es el motor de la isla y con razón. 

CONSTRUIR UN HOSPITAL, 10 DIAS EN CHINA, 30 AÑOS EN TENERIFE

China construirá un hospital en diez días para contener el coronavirus. La noticia no ha pasado desapercibida en todo el mundo, pero especialmente en Tenerife ha ocasionado múltiples comentarios y chascarrillos, porque llevamos 30 años esperando la construcción de los hospitales del sur y del norte. Eternos, con dificultades inventadas, fracasos de gestión, incapacidad manifiesta, influencias varias y lo que es peor, con pocas ganas de concluirlos. Son dos maneras diferentes de gestionar la cosa pública, con rapidez para solucionar el problema o con lentitud para agrandarlo, dejando patente la medida del fracaso de la gestión política, durante las últimas tres décadas en la isla. Torpeza inducida, querida o provocada, pero, a fin de cuentas, inutilidad manifiesta, que la está pagando la ciudadanía, por carecer de los dos centros de referencia, que posibilitaría una atención sanitaria, cercana, moderna, eficiente y recuperadora.

URGENTE EQUILIBRAR TENERIFE

Tenerife se encuentra desvertebrada, con una preocupante falta de cohesión territorial y social. Está desequilibrada, con un expansivo crecimiento económico y poblacional en el sur, un estancamiento preocupante en el norte y un endogámico comportamiento del espacio metropolitano. Tres zonas, incomunicadas, por una deficiente red viaria, que provoca colas, atascos e inmovilidad continua, todos los días, a todas horas, en cualquier parte de la isla. 

LA BALANZA DE TENERIFE

La isla se encuentra no sólo atascada, colapsada e inmovilizada, sino también, desequilibrada y lo que es peor, desvertebrada. Tres zonas, norte, sur y metropolitana,  con diferentes ritmos de crecimiento económico,  que ahondan diferencias que pueden bloquear el desarrollo sostenible del conjunto.

TODOS CONTRA TODOS

Los que hemos tenido la oportunidad histórica de vivir plenamente la Transición Española, dicho con mayúsculas porque se lo merece, estamos perplejos ante el acontecer de nuestro país y la degradación asombrosa de los políticos que padecemos actualmente. Nada que ver, ninguna oportunidad de comparación entre unos y otros. Los dirigentes de la primera etapa fueron magnánimos, con sentido de estado, sabiendo que estaban participando en una etapa crucial en el devenir de España. 

LA INCERTIDUMBRE HA VENIDO PARA QUEDARSE

La falta de seguridad y consistencia política crea desconfianza, termina propiciando inquietud, quizás la mejor definición de lo que está pasando en nuestro país. Estamos viviendo unos momentos delicados, complicados y también confusos, hace falta sosiego, que implica serenidad. Un nuevo ejecutivo, siempre acarrea recelo, para bien o para mal, pero no deja a nadie indiferente.  

LA VERDAD DEL COMPROMISO DE AENA CON TENERIFE

Se ha escuchado con frecuencia que no hay nada más injusto que tratar a todos por igual o por decirlo de otra manera, tratar igual a los que son diferentes. No vamos a entrar en el debate, no resuelto, de si primero es la igualdad o la libertad, entre otros motivos, porque principalmente se dilucida desde la óptica ideológica y ahí el subjetivismo prima sobre cualquier otra consideración imparcial.

El cambio es la única cosa inmutable

El miedo al cambio es la cobardía personificada. La frase que da título al presente artículo es del filósofo Arthur Schopenhauer, que lo tenía claro, toda muda constantemente o debería ser así. Los que se retraen a la modernidad buscan dejar las cosas como están, por interés egoísta o por vértigo a lo novedoso. Es normal, aunque puede ser cuestionable, que aquellos que gozan de una situación privilegiada intenten por todos los medios mantenerla sin ningún contratiempo, imprevisto o previsto. Otra cosa es que esa situación sea lucrativa para todos o para unos pocos. 

ESTAMOS A TIEMPO

Acaba de terminar en Madrid la Cumbre del Clima de la ONU, con unos resultados más bien decepcionantes, todavía hay mucho por hacer, tanto por cambiar y sobre todo, ganas de ponerlo por obra. El estilo de convivencia que nos hemos dado parece agotado y lo que es peor, caduco en sus consecuencias. Por lo tanto, es perentorio cambiar, para mejorar, recuperar lo que sea posible e implantar aquello que fuera necesario, para volver a una situación aceptable, tanto desde un punto de vista humano, como medio ambiental. Todos tenemos que aportar, porque es global la solución, las particularidades sobran en un tema de vital importancia para la supervivencia de todos, sin excepciones. Estamos a tiempo, todavía se puede revertir lo que parece terminal.