Buscar
12:19h. Jueves, 19 de septiembre de 2019

EL BIENVENIDO CAMBIO EMPRESARIAL

Hay que cambiar para mejorar, quedarse en lo de siempre, por costumbre o comodidad, conlleva atraso y servidumbre. En el siglo en que vivimos, donde las transformaciones son, no sólo diarias sino casi instantáneas, hay que apostar por la renovación continua, para conseguir los objetivos propuestos.  El tejido empresarial también necesita renovación, es saludable, porque permite la entrada de nuevos agentes, con energías poderosas, ideas transformadoras y propuestas innovadoras.

LOS MEDIOCRES ESTÁN CONVIRTIENDO LA POLÍTICA EN PURO TEATRO

En España y por supuesto en Canarias, la política se ha convertido en puro teatro, donde lo que vale son las fotos, las declaraciones y el figurear. En cuanto a la gestión diaria no se dice nada, porque se hace muy poco. La mínima fuerza que tienen los politicos, se les escapa en el postureo continuo, el narcisismo les puede y los engloba, da lo mismo el partido o la ideologia que se tenga, casi todos son iguales.

EMPEZAR ES EL COMIENZO DEL ACABAR

Vivir en un Archipiélago en medio del Atlántico es un lujo. Tiene sus ventajas e inconvenientes, es una paradoja continúa, el mar nos une poéticamente y nos separa físicamente; la distancia a los dos continentes más cercanos nos aleja, dejándonos huérfanos en la soledad del océano; cada isla cuenta con su propia peculiaridad y en conjunto, se transforma en una armonía difícil, siempre compleja y esforzada. Parece que todo hay que apreciarlo desde enfoques opuestos y es que la variedad no significa desunión, sino riqueza, al asumir las particularidades de cada isla, como escribió Nicolás Estévanez: “Mi patria es una isla, mi patria es una roca, mi espíritu es isleño como los riscos donde vi la aurora”. Nuestra realidad natural nos condiciona, exigiendo a los isleños un plus de ahínco persistente, que se refleja en el combate diario por la mejora individual y colectiva.

LA VALENTÍA DE SER EMPRESARIO

En la sociedad actual, donde todo está mediatizado por ese pensamiento único, tremendamente ideologizado, ser empresario es una verdadera intrepidez. Están los obstáculos que podíamos llamar naturales, a saber, todas las trabas con las que se enfrenta cualquier actividad económica, que en principio son normales y se van solucionando a base de esfuerzo, constancia y mucha paciencia. Después nos encontramos con los impedimentos que podríamos llamar pejigueros, molestos en esencia y puntillosos por definición. 

LAS OPORTUNIDADES SE MULTIPLICAN A MEDIDA QUE SE APROVECHAN

Los nuevos gobiernos en los distintos ámbitos territoriales, que se han conformado después de las últimas elecciones autonómicas y locales, ya están empezando a tomar sus primeras decisiones. Ahora es el momento de establecer las prioridades, para después, poner todos los medios humanos y materiales que ejecuten verdaderamente lo previsto. La experiencia nos tiene acostumbrados a que la planificación, se queda sólo en los respectivos estudios, reuniones, ruedas de prensa, presentaciones y fuegos artificiales. Es decir, que no se pasaba de las palabras a los hechos. Así sobrevivíamos y así estamos. Hay que cambiar, siendo eficientes, eficaces y efectivos. Todo lo demás es pura pérdida de tiempo, que paraliza la actividad económica e impide un crecimiento sostenido. El economista Peter Ferdinand Drucker lo explicó muy bien: “Los planes son solamente buenas intenciones a menos que degeneren inmediatamente en trabajo duro”. Ser operativos significa funcionamiento en todos los órdenes, tener la mano más larga que la lengua y trabajar con resultados reales. 

Empresarios y empresarias con empuje

Decía un empresario de la construcción, refiriéndose a Tenerife, que "esto es chiquito y aquí nos conocemos todos, para bien o para mal". Es una verdad incuestionable, que a unos asusta y a otros enriquece. Después de la crisis padecida globalmente y que tan directamente afectó al sector de la construcción, dejando en su travesía a muchas empresas arruinadas, desaparecidas o tocadas, ha empezado a emerger, con un ímpetu sorprendente, un nuevo tipo de empresario o empresaria que ilusiona, porque tiene valores y perspectivas de negocio diferentes a lo acostumbrado.

CONSTRUYENDO BIENESTAR EN LA MODERNIDAD

La defensa del medio ambiente no es exclusiva de ningún iluminado, grupo, entidad o formación política-social determinada, ni puede basarse exclusivamente en fundamentos ideológicos, porque entonces la subjetividad supera la imparcialidad de los criterios expuestos. La obstinada actitud de quienes se creen investidos de una superioridad moral, haciendo del ecologismo una bandera frentista y guarnecida en cenáculos cerrados, en ciertos ambientes académicos y escogidos partidos políticos o movimientos sociales, no cabe duda que ha restado, en muchos casos, credibilidad. Pero a pesar de estas distorsiones, la conciencia ecológica ha avanzado en todo el mundo, de manera que hay un reconocimiento generalizado en cuanto a la urgencia en la toma de decisiones. 

LA CONSTRUCCIÓN ES LA SOLUCIÓN

Nunca nos cansaremos de repetir e insistir que la construcción es una actividad, no sólo económica, sino social, fundamental en cualquier territorio que quiera tener un crecimiento sostenido, acompañado del ansiado desarrollo sostenible. Es clave en la creación de empleo, agilizando y alegrando a los demás sectores económicos, dándoles la potencialidad que necesitan para trabajar con rentabilidad. Es una realidad, por mucho que, injustamente y algunas veces interesadamente, se le intente demonizar y culpabilizar de todos los males. Crea más rendimientos que perjuicios, porque es la base estructural sobre la que asienta un sistema económico ganador, en beneficio del conjunto societario.

TENERIFE NECESITA UN MENEO

La verdadera realidad de Tenerife no es la publicada o publicitaria de los responsables públicos isleños, acostumbrados al buen vivir del erario, pensando que los demás están en las mismas condiciones. Todo lo contrario, hay mucha precariedad, acompañada de incertidumbre y malestar. La verdad es que nos encontramos con una isla atascada, estancada e inmovilizada y no sólo por las colas en nuestras carreteras, sino porque no hay liderazgo suficiente que impulse la actividad económica que se resiente de esta pasividad. Está todo por hacer, porque no se ha comenzado casi nada. Necesitamos fortaleza que ilusione, más que promesas repetidas o gastadas.  El poeta latino Horacio ya lo advertía al decir que: “Las muchas promesas disminuyen la confianza”.

PROYECTANDO EL FUTURO DE CANARIAS

El sector de la construcción no deja a nadie indiferente, hay quien lo aprecia, porque sabe valorar lo que aporta a las personas o a la sociedad y también, quien lo denigra, desde posiciones manifiestamente ideológicas, unido a un desconocimiento de su intrínseca realidad. Es básico en cualquier sistema económico, fundamental para vertebrar y desarrollar el territorio, imprescindible para la generación de actividad económica y clave en la creación de empleo. Aporta mucho, generando sinergias en los otros sectores económicos, con una dinámica de buenos momentos, crisis coyunturales y periodos de estabilidad. Se debate entre lo mejor y lo peor, el esplendor y el declive, pero siempre sale al final reforzado, porque sencillamente es necesario. El argentino Leopoldo Marechal lo dice poéticamente: “cuando sueñas, la construcción del mundo es una risa de albañiles”. 

 

ENGOLOSINADOS CON LAS PROCESIONES

Entramos en la temporada de las procesiones, definidas como una marcha de personas que caminan ordenadamente y de forma solemne por la calle con un motivo ceremonioso, especialmente de la fe católica. Desde mediados de junio con el Corpus Christi, a mediados de septiembre con la festividad del Cristo en La Laguna, se suceden en todos los pueblos fiestas patronales, memoria de santos o santas, así como solemnidades enmarcadas en la religiosidad popular.

QUE SE MANDEN A MUDAR

Después de las últimas elecciones, todos los partidos políticos crearon sus respectivas comisiones de negociación para intentar conformar aquellos pactos posibles, en los distintos ámbitos territoriales, que hicieran factible la gobernabilidad en las instituciones. Pasado el tiempo, se ha comprobado la nefasta gestión de algunas y algunos, que han propiciado su pase a la oposición, quedándose sin tocar poder, debido, por un lado, a la falta de experiencia, soberbia ciega y muda o rampante bisoñez de esos negociadores o negociadoras y por otro, los que se pasaron de frenada, yendo de listillos, con experiencia acumulada de embarullar y engañar a todos. Al final, torpemente, han llevado a sus partidos a la suplencia fría y desgastadora.

 

ENCUENTROS EN LA TERCERA FASE

Aquella película del año 1977 del director Steven Spielberg, que mejor ha imaginado el primer contacto con extraterrestres, con un poco de fantasía y poniendo ingenio, se puede hacer realidad en Canarias, a la hora de conformar los distintos equipos directivos en las diferentes áreas de gobierno, tanto del ejecutivo autonómico, como en cabildos y ayuntamientos. Ahora toca la fase de la colocación, todo dicho sin mala intención, es decir, de poner cada peón o peona en el sitio que le corresponda.

EL CACHANCHÁN AL ACECHO PARA MEDRAR

Es el momento de escoger lo mejor, lo que sirve, lo que pueda dar fruto abundante. A partir de ahora se van a conformar los gobiernos en ayuntamientos, cabildos y autonomía. Lo ideal sería que cada puesto fuera ocupado por la persona adecuada, en cuanto a formación, preparación o aptitud de gestión.

LOS PACTOS DE CANARIAS SE DECIDEN EN MADRID

Estamos inmersos en plena vorágine de negociaciones de pactos en los distintos espacios territoriales, ayuntamientos, cabildos y autonomía. Vuelve a producirse un error mayúsculo, los políticos y partidos de ámbito estatal en Canarias, no tienen la suficiente autonomía, como para decidir por cuenta propia las alianzas o con quien llegar a gobernar, todo lo tienen que consultar y esperar órdenes, nada pueden aprobar desde sus órganos isleños, son la inutilidad al servicio incondicional de los que mandan desde la sede central, que miran más por los objetivos del partido de turno, a nivel nacional, que por los intereses concretos de nuestras islas, que les importan un pito. 

AHORA TOCA CUMPLIR LO QUE SE PROMETIÓ

Por fin se han acabado las elecciones, primero las Generales en abril, después las Europeas, Autonómicas, Insulares y Locales en mayo; la verdad es que han sido dos meses con una saturación, que ha llevado al límite de lo soportable. Tampoco podemos olvidar que venimos arrastrando dos años con una inflación política abrumadora, que todo lo ocupaba y mediatizaba. Hay un hartazgo generalizado, porque alguna vez los políticos tendrán que ponerse a trabajar, dejando atrás las sonrisas forzadas, los maquillajes artificiales o los saludos por doquier. Ya están los resultados, lo que la ciudadanía ha escogido libremente, ahora es el momento del cumplimiento, de pasar de las palabras bonitas, edulcoradas y prometedoras, a la realidad tangible. Que no pase lo de siempre, lo que todos sabemos por experiencia y retrata el refranero: “que donde dije digo, digo Diego”. Ya lo plasmó Milton Friedman: “Uno de los más grandes errores es juzgar a los políticos y sus programas por sus intenciones, en vez que por sus resultados”.

 

VUELVA USTED MAÑANA, QUE SEGUIMOS IGUAL

Una administración pública que funcione, eficiente, rápida y solucionadora de los obstáculos que imposibilitan una economía fluida, es lo que necesitamos en Canarias.  Es el reclamo constante del tejido empresarial, que ve entorpecido su normal desenvolvimiento por el muro burocrático, cual gigante páralo todo, que frena cualquier actividad dinámica.

VOTANDO

Todo es mejorable, porque los humanos no somos perfectos, aunque algunos se lo creen. Votar en las elecciones es un derecho, pero también un deber, para ser partícipe del acontecer social. Es una responsabilidad primaria que se ejercita en libertad. Tenemos la oportunidad de escoger a personas y partidos políticos, por eso, se debe meditar concienzudamente el sentido del voto, no es conveniente tomarlo a la ligera.

CANTAMAÑANAS

Cantamañanas es aquel personaje que se compromete a hacer cosas que es incapaz de realizar, primo hermano del zascandil, aquel otro de poca formalidad, inquieto y enredador. Estos individuos sobran en cualquier actividad humana, porque empobrecen al conjunto, degradan la convivencia y son precursores de discordias. Que cada uno asuma las responsabilidades que libremente ha escogido, si se trata de desempeñar un cargo público, que lo haga con diligencia, ya que, para figurar, sobran los pretendientes.

LO QUE SE APLAZA NO SE EVITA

Parece un cuento de nunca acabar, no hay manera que haya diligencia en las distintas administraciones, para proyectar, licitar y adjudicar las distintas obras de infraestructuras, tanto de carreteras, como aeroportuarias o hidráulicas que Tenerife demanda, la economía exige y la sociedad espera, por cierto, con bastante resignación.

*QUERIDAS CARRETERAS*

Destacan por ser un factor primordial en la potencialidad económica, contribuyendo al impulso de la competitividad, favoreciendo el bienestar, la estabilidad, la cohesión territorial y social. Desatender nuevas carreteras o el mantenimiento y mejora de las ya existentes, compromete el desarrollo a corto plazo de cualquier territorio. Su ejecución aumenta la productividad empresarial, sin olvidarnos de su potencial efecto multiplicador, que su simple existencia proyecta, sobre la iniciativa privada y sobre el dinamismo económico. 

LOS TENTÁCULOS DEL PULPO ISLEÑO

Una sociedad subvencionada es una sociedad boba, sin inicativa, con falta de respuesta a los estímulos económicos. Mantiene las bocas calladas y los estómagos agradecidos. Sirviendo para que pululen los mediocres, vividores del cuento, que con el dinero público, es decir, de todos, sostienen a sus amiguetes.

PROPAGANDA ENGAÑOSA

Parece un cuento de nunca acabar, no hay manera que haya diligencia para proyectar, licitar, adjudicar y comenzar las distintas obras de infraestructuras, como son las de carreteras, aeroportuarias o hidráulicas. Mucha propaganda con autocomplacencia y poca efectividad. Un ejemplo es el famoso carril bus-VAO en la TF-5, no hay nada, no tienen ni el proyecto, un engaño más, salido de una ocurrencia como tantas otras, que tienen a Tenerife paralizada. 

QUIEREN CALLARME, PERO NACÍ GRITANDO

La quietud del que no molesta, del que no levanta polvo, porque no hace ni dice nada; aquel que no se sale del camino preestablecido y sigue puntualmente lo que marcan las normas, parece ser, que es el que se beneficia de las prebendas del poder político. Por cierto, que no hacen falta para vivir dignamente. El que mantiene la boca callada, a cambio de vaya usted a saber qué; goza de la predilección o cariño de los mediocres, que necesitan del silencio, para que no se sepa públicamente el desastre de gestión pública que protagonizan. Se trata entonces de amordazar al criterio crítico, al que es capaz de denunciar lo que no funciona, de decir y levantar la voz, clamando por lo que es necesario arreglar. No interesa que se le oiga, porque pone en peligro la credibilidad de los gestores públicos ineptos. En Tenerife estamos acostumbrados al “silencio sonoro”, vergonzante, de instituciones, organizaciones, entidades o personas con relevancia social o económica, que no son capaces o no pueden, cada cual sabrá el por qué, o peor, no le dejan, reclamar lo que la isla requiere, anteponiendo sus intereses particularistas y egoístas, al beneficio generalizado de toda la sociedad. Les viene bien la sentencia de Francisco de Quevedo “el valiente tiene miedo del contrario; el cobarde, de su propio temor.” 

 

LA REFLEXIÓN DEL VIERNES, "VENDIDOS Y COMPRADOS"

Amigos verdaderos me dicen, con muy buena intención, que necesidad tengo de estar continuamente demandando que se ejecuten las obras de carreteras en Tenerife o pidiendo que las administraciones funcionen eficazmente, como por otro lado, tendría que ser o solicitando a los políticos gestión y no sólo palabras huecas, llenas de humo, que se lleva el viento o escribiendo artículos que intentan ser acicate, en una sociedad enmudecida por el miedo.