Buscar
00:19h. domingo, 24 de enero de 2021

En Gran Canaria hay unanimidad de los partidos políticos en el Cabildo, en los ayuntamientos y en la sociedad civil, para sacar adelante el proyecto del tren, en Tenerife, nuestros políticos rivalizan para ser el más obstruccionista. Parece sorprendente, pero es un modo de actuar histórico, que ha llevado a Tenerife, a un retroceso económico y social.  Algunos alcaldes y alcaldesa deberían ser didácticos y no confundir, diciendo que la financiación del tren debería dedicarse a temas sociales, cuando ellos saben perfectamente que es imposible, porque tiene un destino finalista impuesto desde la Unión Europea.

Tampoco es edificante las posturas de los partidos políticos en el Cabildo Insular, empezando por Podemos, que lo apoya en Gran Canaria y lo rechaza aquí, flagrante contradicción. Tampoco se llega a comprender el titubeo de CC y al PP o el PSOE, que pasan de puntilla sin comprometerse, haciendo una vergonzante dejadez. Viendo como están sucediéndose los acontecimientos, parece probable que el tren en Gran Canaria sea una realidad en los próximos años, mientras en Tenerife seguirán nuestros políticos, discutiendo que hay que hacer y cómo hacerlo, para terminar sin hacer nada, como ha sucedido siempre.

 

*#infoFEPECO* 

La REFLEXIÓN DEL VIERNES de Oscar Izquierdo