Buscar
02:26h. miércoles, 28 de octubre de 2020

Los dardos que están tirando a la diana del PP son muy seguidos, a partir de que alguien del Partido sentenció y se marcó el rollo de que Álvarez de Toledo, la Marquesa díscola del PP era una "ahuyenta votos". Casado ha hecho el trabajo sucio de sacarla de su cargo (después de escuchar sabios consejos) Álvarez de Toledo le ha sobrado mucho en su corta estancia en el Hemiciclo, y este ha sido su léxico, y el ser tan radical, la marquesa es de derechas, eso sí, y por eso entró en el PP por su talante arriesgado y verbo demoledor. Desde que Fraga fundó el Partido Popular, e incluso antes, con Alianza Popular, estas dos formaciones siempre han sido de derechas (incrédulos, ver hemerotecas), el PP nunca fue de Centro.

Ese espacio ya lo tenía el que lo invento o por lo menos lo saco a la política española, Adolfo Suárez, que después de haber sido un líder y tener un alto cargo en la Falange Española y de las Jons, habiendo defendido la doctrina de José Antonio Primo de Rivera, simpatizó con unos toques que quedaron en ese momento sueltos y reunió a colaterales políticos incluso de otras ideas, pero eran elementos que querían seguir en el machito del mando, y muchos de ellos lo consiguieron, sacaron de sus "mochilas azules" un rollo nuevo que embaucó a defenestrados civiles franquistas y rojos vencidos con un invento político llamado UCD, pero que ganó las Elecciones, y entró con fuerza (poca) en el Centro en la escena política española.

Pero el Partido Popular nunca fue de Centro, miente de puro vomito el que lo diga, lo que ocurre es que han pasado tantos iluminados últimamente que no han podido llevar al Partido al lugar que en otras Legislaturas se tuvo, pero fue con Rajoy donde empezó el decaimiento, Ministros y gente corrupta por un tubo, así estaba la ciudadanía algo mosca con las prebendas que vio antes de ahora con el PP, que está en el punto de mira de muchos españoles que se sentían estafados por sus jefes de filas, dejando al Partido en un estado bastante tocado, (resultado fueron las elecciones). Si el PP hubiera querido ser de Centro como Ciudadanos como ahora parece que Casado promulga, hubiera hecho una coalición con el líder de Ciudadanos y habrían gobernado, seguro, pero la dirección del Partido siempre rechazó ser de Centro por lo menos con los que dirigían el Partido Popular en ese momento.¿Entonces qué es el Partido, en que queda el Partido Popular y de su credo? Parece que hay gente que quiere que sea un puro folclore y llevarlo a que sea una verdadera"YENKA, ADELANTE Y ATRÁS, 1-2-3.

Salvador Barnés