Buscar
23:42h. Viernes, 14 de Diciembre de 2018

El buen Samaritano es español  Y el que no llega a fin de mes también

Vamos a ver si podemos expresarnos con claridad meridiana, sin ofender a nadie, ya que esta no es ni mi vocación ni así lo pretendo, pero si que debe de quedar escrita mi opinión de algo que estamos haciendo y es dar y poner en un altar al hipócrita y el desden que damos a cosas que tienen su solución a muy alto nivel, y no que tengamos que comernos platos de ingestión dudosa por el mero hecho de que algún papanatas, que no hace muchos años se quejaban de que esto era la tierra prometida de todos aquellos "cayucos" que venían a España, la mayoría de ellos sin control, ya que iban directamente a recintos supuestamente vigilados en un CÍE, para acto seguido escaparse de ese recinto y campear por todo  el país sin papeles y escondiéndose de todos, eso a mi entender si fue aberrante y fue una lavada de cara ante Europa de la gran democracia que tiene España, prestándose a lo que los demás Países de la Unión con infinitamente mas dinero, con mejor posición, con mas industria y como hacedores de las leyes Europeas podían hacer mas, y no mandar a que los "bobos" del Sur, España, Grecia, Italia se traguen el "entuerto". 

Pues la lotería nos toco a nosotros, y como somos un País de pícaros según los escritores del Siglo de Oro, no hemos dudado en cambiar los nombres de acogida a esta pobre gente, ojo, cuidado de decir esa pobre gente con la que hay y con lo que se avecina. Ya no son gente que venia en un "cayuco", han pasado de ser inmigrantes apelotonados en balsas a ser y tener el status de refugiados y percibir  hasta casi mil euros al mes.

Quien paga este "invite". Aquí siempre ha pasado con el dinero de los demás yo soy rico, transportandolo al cristiano puro es que somos los paganos españoles que están todos acojonados en los pagos de Hacienda, que para cobrar una pensión de mil euros se tiene que haber cotizado mínimo 37 años, y que las pensiones no contributivas de 375 euros, es el mendrugo de pan que se le da al perro que esta famélico, que en este caso son personas humanas que están pasando hambre y necesidades para que ahora vengan los enterados hipócritas mea pilas  por darse el pego ante el amo establecido de Europa, nos pongamos la medalla de ser los salva naufrago.

Así es como que se vera Europa como no cambie el chip de saber que somos en la Unión y que queremos y pretendemos, de seguir así, acabaremos en un naufragio absoluto, y de eso los Gurus de Europa saben una "jarta".

Salvador Barnes