Buscar
07:23h. martes, 29 de septiembre de 2020

Esto es más que todo por ver si se les despierte a alguien ese maldito letargo, esa somnolencia que se tiene ante el poder central de Madrid. Nadie pone en duda el que no se tenga, y no va con esto ninguna excusa, es solamente que se nos parten las "crismas" de aceptar tanta patada en nuestras "posaderas" a sabiendas que nos hacen daño, que nos las ponen moradas de la somanta que se nos dan al sufrido y vapuleado canario. ¡¡Que buenos son los canarios, pero que buenos son, y que callados están, COMO AGUANTAN Y TRAGAN TANTO!!.

Que aquí se sepa nunca Canarias ha osado darle un mal de repente a los "Torquemadas" de turno, (ver hemerotecas).

Todo lo que se nos da lo aceptamos de las mil maravillas, en todos los temas que podamos ver, oír e incluso discutir, a la sazón de un momento, se nos impone lo que a dos mil kilómetros deciden algunos, que incluso y gracias a que alguna compañía de bajo costo le haya regalado el billete de avión, de esa forma conocen Canarias, y se dan el gustazo de planificar, decidir anular y "patear" las exigencias del pueblo canario.

Viene todo esto porque el rizo es mucho, y se tiene poca cabeza para albergarlos. Tenemos un problema de mucho empaque, que cuestan muertos al año, las carreteras canarias, que nos comparan los turistas como de tener transportes de carretera como los de Centro África, de los abusos que se les hace a nuestro turismo al tener que estar en colas de atascos mucho tiempo y hacerles perder los vuelos. Que para recorrer 15 kilómetros al Aeropuerto desde los centros más masificados de turismo tardan hasta una hora y media.

Pero por mucho que se quejan, ASHOTEL, CEST, CIT y muchas asociaciones, de Comerciantes, Taxistas y Sindicatos por el conflicto de muchos empleados con sus Empresas por que llegan casi siempre tarde a sus puestos de trabajo por la maldita carretera, pues ahora ¡¡albricias!! nuestro Gobierno de Madrid les quita a sus callados" vasallos" 334 millones de euros que estaban destinados a la mejora de toda esta amalgama de miserias que si tenemos en carreteras.

Es todo un enjambre, un rosario de molestias que se nos ocasiona, que nadie osa en darlo como ofensa, son demasiadas a TRAGAR estos desplantes, con Alfonso XIII, con la dictadura de Primo de Rivera, con la República, con los que siguieron, la guerra, fuimos el coto de destierro que mandaba Franco a sus molestos, y así hasta la actualidad. No hemos tenido ni un momento que nos haya parecido que éramos igual que ellos, que pagamos, e incluso mejor que nadie nuestras obligaciones.

Las Islas Afortunadas, para muchos de ellos si lo son, porque aquí es el feudo de aquellos que todo les viene bien, porque todo nos parece bueno, somos el laboratorio de los adelantados Sénecas que quieren ser siempre diferentes. A todo esto no tocamos(de momento) el tema del arranque del turismo que vamos a tener en el Archipiélago para no levantar algún malestar de los muchos que ya vemos que están aflorando.

Esperemos que alguien algún día (y que no sea lejano) un adelantado ciudadano se de cuenta que esto es también una Autonomía Española y que el manto de nuestra Constitución también nos tapa y nos debe de proteger en Canarias, no es una pose esta de pedigüeño o de pobre de situación, es sinceramente una postura de un ciudadano que ve y siente que en comparación a lo que se nos da, frente a lo que tienen otros ciudadanos de otras Comunidades, son limosnas miserables, y la verdad, estamos algo más que cansados de tanto desprecio, es para que nos sintamos esquilmados y estafados al máximo.

Y recordarle a quien proceda lo que dijo Abraham Lincoln, "Se puede engañar a parte del pueblo parte del tiempo, pero no se puede engañar a todo el pueblo todo el tiempo".

Salvador Barnés