Buscar
16:28h. lunes, 26 de octubre de 2020

Un golpe tan bajo como el que nos ha propiciado la administración inglesa es para tenerlo muy en cuenta de como se nos ha tomado el pelo. Si, alguien de los "bien pensados" dirán que exageramos, pero es que estamos hartos de poner la otra mejilla y de ser el "patio feo" a la hora de exigir quienes somos dentro del Turismo Nacional, y que se juega con el archipiélago y con el turismo, para que cuatro BOCAZAS vayan mareando la perdiz de nuestro entorno y de nuestra forma de vida que es el turismo. Pues hay quien se frota las manos por ser tan miserables, diciendo y alertando a la población de que el turismo no es el todo para Canarias (un verdadero memo), que hay que empezar a reabrir el sector de la pesca, la agricultura, la ganadería y la energía renovable. De esta forma estos "iluminatis" pondrían a Canarias en la cúspide de ser el artífice del medio ambiente y bla bla, bla.

Según esta gente hay que olvidarse del sector que nos da de comer, estamos pasando más que un perro ciego, por el gran problema que tenemos y el que se nos anuncia que vendrá. No vemos que haya precaución por parte de nadie, ni la autoridad competente hace valer su derecho a enmendar estos amagos de anarquía, ya que hay gente que hace caso omiso a los protocolos que está marcando la Sanidad ante el Covid-19, ya que estamos viendo que el virus está arremetiendo de nuevo y campea a sus anchas con estos rebotes descontrolados que se están viendo en toda España.

Se ha pedido que se hagan los PCR en el Aeropuerto de origen, también se ha dicho por las autoridades turísticas que habría que sufragar la realización de los TEST, por el Gobierno de Canarias (una solución) y por la patronal hotelera. La verdad es como ya hemos apuntado, Canarias ha sacrificado con mucho pesar el verano para tener a ser posible el invierno de siempre, con una buena ocupación, pero nos quedamos atónitos después de estar diciendo en todos los medios Nacionales e Internacionales de que somos un destino seguro, vemos con asombro como entran Pateras por todas las Playas de Tenerife (ahora). 

¿Esto ayuda a que vengan los turistas europeos?, esa es la pregunta que está en la calle, y que por lo que se ve nadie, y cuando decimos NADIE es que se espera que se le diga a la población que está en estos momentos asfixiada y asustada por lo que se está viendo, por estos supuestos rebotes de esta pandemia, pueda traer la gente que viene en patera y eso da poca confianza sanitaria y por supuesto para el turismo de Canarias.

Lo único que estamos viendo  (y nos preocupa) es que el TREN DEL TURISMO, PASA MUY RÁPIDO. ¿Qué plan para el turismo se ha hecho en cinco meses, desde que empezó esta pandemia?.

Salvador Barnés