Buscar
16:36h. viernes, 07 de agosto de 2020

Parece que lo único que funciona en este país, por lo menos desde hace algunos años es sin dudarlo, la exageración, la mentira, el super-Ego, vender una imagen que no se tiene ni le corresponde, el amiguismo, el chanchullo, la mordida, la corrupción bandeada (de un lado a otro), el miedo al mismo socio, terror al independentismo nacionalista de algunas Comunidades, al "esto estará arreglado mañana", a la nula información, al no gobernar para todos igual, donde se premia al inepto y se hunde al esforzado, al progresismo bravucón, a la caza de la clase media, y así todo un rosario que por ser tan extenso sería muy aburrido relatar, por ser esta una retahíla que estamos oyendo todos los días parte amplia de la población, que esta más que harta de todos estos actos miserables que se están haciendo y que no resuelven los problemas socio-políticos que tenemos.

Si alguna Universidad de Mundo libre quisiera hacer una tesis de la democracia en España, quedaría en blanco, eso si, si se escribe una tesis de lo que es la anarquía, la burla, el engaño, la befa, el reto a la autoridad, la ausencia de respeto al ser humano, a la dejadez, al pasotismo, a la inoperancia, a la amenaza y a practicar muchas veces con álgidos resultados la política mafiosa, sin duda alguna, España es el paraíso, no solo de las "pateras" (que ahora viene con elementos infectados del coronavirus), también es el logro de aquellos que les han dicho que este país ayuda a todos los que vengan, y que nadie de los que llegan pasarán penuria, España es el paraíso entregado a todos los que no sean españoles, es como si se quisiera pedir perdón extensivo de siglos a los que el Gobierno apoya con demasiado beneplácito.

Y mientras nos caemos de tanto buscar trabajo ¡¡NO HAY!, los índices de pobreza están rompiendo moldes, el dinero que recibiremos de Bruselas (para el mes de mayo), lo distribuirá el Presidente a las CCAA, y según él será a partes iguales. Cuando dijo esto se desmayaron más de una docena de personas que estaban en esa rueda de prensa, ¿No se pondrán de nuevo las cuentas del Gran Capitán en "versus Sánchez"?. Vamos a estar pendientes (es un decir) porque apostamos que los premios ya están repartidos entre separatistas y nacionalistas, pero menos mal que nos queda la pedrea. Nos urge que se tomen soluciones, si no es así, se estarán apilando los problemas y necesidades, y se tendrá que buscar a un médico chino, para ver si esto tiene remedio.

Salvador Barnés