Buscar
03:43h. Martes, 31 de marzo de 2020

DIOS SALVE AL REY,  ¿Y A LOS DEMÁS QUÉ?

Estamos atravesando un momento extraño y desagradable pesadilla, es como si estuviera todo con un orden numérico de los problemas que nos acucian. Tenemos la pandemia del coronavirus, en el Gobierno sus máximas figuras tienen serias discrepancias entre ellos, la clase obrera se tiene que preparar para recibir un "torpedo" económico y de empleo del cual nadie de momento está preparado para dar este paso atrás en la economía de este País. La desbandada de turismo hace que nos quedemos bastante escorados y que se tendrá que trabajar mucho y retomar la MARCA ESPAÑA, tanto turísticamente como socialmente en el momento que esto escampe.

Pues a todo esto, y por si no tuviéramos más leña para abrasar más el brasero de País que tenemos, nos rocían con una novela negra muchos años ya esperada, con tintes de cursi, rosa y con aspecto desagradable lo mires por donde lo mires, de que la Casa Real Española ha soltado a la opinión 'pública un "bodrio" de alto calado(tipo Padrino) aunque para muchos de los sectores políticos de este País era algo que se sabía, y hoy es la comidilla de cualquier mentidero y vergüenza para la población que se precie de saber algo del "trilinguis" de la Monarquía Reinante de España.

Pero para no variar y seguir en el mismo surco de los muchos "babeantes" españoles que todavía creen en los cuentos de Príncipes y coristas, ya que somos muy dados a las novelas por entregas y mientras "vaya yo caliente, poco me importa la gente". No se acaba de digerir el affaire del Rey emérito y su escándalo de los 100 millones que le detectan que tiene en Suiza, (han tenido que ser los suizos los que destaparan el melón), si porque aquí en España hay muchos estómagos agradecidos, y todo lo que pase en las altas esferas a demasiada gente se la ponen al "pairo".

Los negocios opacos de Juan Carlos vienen desde muy lejos, fue morir el Dictador y empezar a arrasar más el País en lo que se podía de más. Mucha gente sabia lo de las comisiones que cobraba del petróleo y de las armas que se vendían, entre otros negocios, todo esto rayaba en el mundo intimo del Rey Juan Carlos, ya que era el plato del día en "su corte". Ahora se especula que otros personajes han tenido connivencia con el Rey emérito.

Como se ve la pira es monumental, ni con toda la podedumbre que arrastraba el régimen de Franco se acerco ni de mucho a los años desde la Transición española y lo que estos "amos de la Patria" hicieron para sus propios bolsillos. Elementos que solo se movían para sus fortunas (ilegales) para postrar aun mas la indigencia de la clase obrera y la clase media mientras estos crápulas de los Albertos, Ruiz Mateos, de la Rosa, Villar Mir Conde, Pujol, y bastantes mas, fueran por el suelo Nacional blasonando de Empresarios y de portadores de un bienestar democrático para España, ¡¡LADRONES!! todos ellos, que tienen el mayor de los desprecios de todo un País como España. Lo degradante e inútil de querer pensar con esta tropa es que todos estos representantes de la estafa y de la mas patibularia conducta aparecen también como DIOS SALVE AL REY, ¿ Y A LOS DEMÁS QUÉ?

Estamos atravesando un momento extraño y desagradable pesadilla, es como si estuviera todo con un orden numérico de los problemas que nos acucian. Tenemos la pandemia del corona virus, en el Gobierno sus máximas figuras tienen serias discrepancias entre ellos, la clase obrera se tiene que preparar para recibir un "torpedo" económico y de empleo del cual nadie de momento esta preparado para dar este paso atrás de la economía de este País.

La desbandada de turismo hace que nos quedemos bastante escorados y que se tendrá que trabajar mucho y retomar la MARCA ESPAÑA, tanto turísticamente como socialmente en el momento que esto escampe.

Pues a todo esto, y por si no tuviéramos mas leña para abrasar mas el brasero de País que tenemos, nos rocían con una novela negra muchos años ya esperada, con tintes de cursi, rosa y con aspecto desagradable lo mires por donde lo mires, de que la Casa Real Española ha soltado a la opinión 'publica un "bodrio" de alto calado( tipo Padrino) aunque para muchos de los sectores políticos de este País era algo que se sabia, y hoy es la comidilla de cualquier mentidero y vergüenza para la población que se precie de saber algo del "trilinguis" de la Monarquía Reinante de España.

Pero para no variar y seguir en el mismo surco de los muchos "babeantes" españoles que todavía creen en los cuentos de Príncipes y coristas, ya que somos muy dados a las novelas por entregas y mientras "vaya yo caliente, poco me importa la gente". No se acaba de digerir el affaire del Rey emérito y su escándalo de los 100 millones que le detectan que tiene en Suiza, ( han tenido que ser los suizos los que destaparan el melón), si porque aquí en España hay muchos estómagos agradecidos, y todo lo que pase en las altas esferas a demasiada gente se la ponen al "pairo".

Los negocios opacos de Juan Carlos vienen desde muy lejos, fue morir el Dictador y empezar a arrasar mas el País en lo que se podía de mas. Mucha gente sabia lo de las comisiones que cobraba del petróleo y de las armas que se vendían, entre otros negocios, todo esto rayaba en el mundo intimo del Rey Juan Carlos, ya que era el plato del día en "su corte". Ahora se especula que otros personajes han tenido connivencia con el Rey emérito.

Como se ve la pira es monumental, ni con toda la podedumbre que arrastraba el régimen de Franco se acercó ni de mucho a los años desde la Transición española y lo que estos "amos de la Patria" hicieron para sus propios bolsillos. Elementos que solo se movían para sus fortunas (ilegales) para postrar aun más la indigencia de la clase obrera y la clase media mientras estos crápulas de los Albertos, Ruiz Mateos, de la Rosa, Villar Mir Conde, Pujol, y bastantes mas, fueran por el suelo Nacional blasonando de Empresarios y de portadores de un bienestar democrático para España, ¡¡LADRONES!! todos ellos, que tienen el mayor de los desprecios de todo un País como España. Lo degradante e inútil de querer pensar con esta tropa es que todos estos representantes de la estafa y de la mas patibularia conducta aparecen tambien como representantes ligados en muchas operaciones y presuntos negocios en beneficio de Juan Carlos I. ¡¡Dios Salve al Rey!! porque nosotros, los demás españoles vamos a la deriva.

Salvador Barnes