Buscar
19:32h. Miércoles, 26 de febrero de 2020

EL AÑO DE LA ¡¡RENDICIÓN!!

En esta nueva etapa de la democracia, con un Gobierno que a fuerza de varias votaciones y después de una tormenta política, de posturas y necesidades por parte de los muchos que estaban haciendo mella en un Gobierno, aunque estuviera en funciones, pero con la garantía que les daba a todos aquellos que han estado apoyando al Presidente Sánchez, para que tenga su investidura y así se libraba de volver a convocar elecciones, que al fin y al cabo para la mitad de los españoles hubiera sido mucho mejor convocarlas antes de ver este aquelarre político que se avecina y que ya por lo que se ve, no hay vuelta atrás en las resoluciones que están proyectadas y casi aprobadas por ese elenco de arribistas políticos de partidos que si no hubiera sido por este devaneo que ha tenido el PSOE. 

Ya que muchos de sus Barones no aprueban las actuaciones de su Secretario General que ha decidido con su EGO perpetuo y desfasado querer ser Presidente a toda costa, y está totalmente imbuido en su política, pero para esos partidos aduladores al culto personal de Sánchez, si vieron la oportunidad de meterse con la palabra "clave" de la política de Sánchez, PROGESISMO, y en eso se han afiliado todos los oportunistas seudo comunistas, separatistas, republicanos y apoyadores y defensores del terrorismo como Bildu que arroparan al Presidente en funciones en el acto de investidura y así lo llevarán a la Presidencia del Gobierno estando todos estos "palmeros" dentro en diferentes puesto del poder y mando que Sánchez les de por el apoyo en la investidura.

La alegría de estas fiestas se están viendo truncadas ya en estos primeros días del año, con ese pacto de ERC que se presume que deje en casi vía muerta al tiempo de la Transición y de la propia Constitución ya que todo esto no se le ve un buen futuro con todo lo que se programa con los nuevos "papaítos" de la Patria, no mejor decir País porque lo de Patria para los progresistas suena a tiempos pasados.

Pero vemos que para las nuevas sabias políticas que ejercerán en Moncloa, el conflicto catalán será algo antiguo más bien de los gobiernos pasados que no tenían dialogo ni maneras de entender este conflicto que a todas luces acabará en independentismo, por eso y para que nadie les confunda se piensa en convocar en Cataluña un referéndum aunque sea camuflado para la opinión pública, para así poder avalar los acuerdos que saldrán en breve de las mesas de los Gobiernos.

Hay muchas maneras de hacer política, pero esta "Rendición de España" que se le exige es de mucho calado, por estas formas de poner a la opinión ciudadana a los pies de los caballos de aquellos que lo cabalgan que en su gran mayoría, van a poner a España en una situación muy comprometida, para entender y aceptar todo lo que ese "ramillete" de políticos arribistas, que a cambio de investir a Sánchez tendrán en su parcela de poder en un Gobierno "Frankenstein" que ellos mismos apoyaron .

Salvador Barnes