Buscar
16:54h. Domingo, 23 de febrero de 2020

EL EGO DEL PODER

Para muchos núcleos de españoles, están tratando de que en este tiempo en el que estamos sea el de un fin de época, o el fin de la Transición del 78. Esto al parecer tiene por base que desde que entramos en democracia, nunca en España se había tenido un lapsus político de la envergadura que tenemos hoy bajo el liderazgo de Sánchez, que a su vez se denota un fuerte malestar en el PSOE por ese arreglo que se quiere hacer y no bien visto por muchos barones del Partido, por tratar con elementos independentistas, comunistas y políticos que aceptan un mal general para los españoles llamado ETA.

Toda esta melé la tiene adjuntada este Gobierno de Sánchez para llegar a ser Presidente ya que estos le apoyarían en su investidura. Para  no dejar fuera de las preocupaciones que el ciudadano ve, también ha tenido su "aquel" la Monarquía de Felipe VI que cogió el relevo de su padre, en el cual hay que decirlo tuvo una trayectoria impecable desde la Transición hasta su abdicación de la Corona en su hijo Felipe VI. En el discurso de Noche Buena del Rey, nos pareció un Monarca que estaba solo, en un aposento sobrio sin decoración familiar y más por ser una fiesta familiar. Ese ha sido el 6º discurso Navideño desde que se erigió Rey, y que el semblante de severa preocupación se le veía en su cara, y más estando a la espera de los acontecimientos si sale un Gobierno con esa coalición de partidos que son casi todos enemigos acérrimos de la Monarquía, que a la vez que no aceptan un Rey en España y si un régimen confuso de republicanos, independentistas y comunistas que a cambio de la investidura de Sánchez piden el indulto de los segregacionistas que están en la cárcel y una República en el poder. 

Así que ya ven, todo esto se sale del marco constitucional, y encima Europa se le transmite que la ruptura de los de la UE la Unidad de España es viable, aunque España no acepte ni acate "in facto" lo que dice Luxemburgo, porque son ellos los de la UE, los que están negociando con los delincuentes encarcelados, y con todo apoyan al Presidente en funciones Pedro Sánchez. Aunque el Rey no tocara ni hiciera mención de todo esto, si está esperando acontecimientos, hay mucha ambición política y de poder, el proyecto contra España es un hecho, pues se quiere provocar un nuevo régimen político, en donde ellos ya cuenta si se realiza que el Rey no tenga su plaza y sería apartado de la política de la Jefatura de Estado y por supuesto dejaría de representar a España.
Vamos a esperar unos días que serán algo convulsos, pero seguro que no serán aquellos días apacibles que tuvimos en el periodo de la Transición el EGO de poder es mucho y para otros la revancha es mucho más ¡¡NO APRENDEMOS!!.

Salvador Barnes