Buscar
03:05h. Lunes, 14 de octubre de 2019

EL SANTO "JOB" VIVIÓ EN EL SUR

Es que no podemos pensar otra cosa, ya que el Santo y por su conocida paciencia, tuvo que andar por estos lares y dejarnos su "hado" de saber espera ¿ hasta cuando? nadie lo sabe, de momento a esperar. Porque solo nos queda el aliento de a quien podemos votar, si nos queda aún animo, se no nos caen las "túrdigas" y todavía nos queda ese tesón y cordura más la paciencia para pensar las cosas antes de ejercerlas como en este caso del ir a votar. Vamos a ver si todavía tenemos conciencia y no entramos al juego del olvido al que tanto nos dedicamos, pues aunque lo nuestro se arregle aunque sea por un día, nos olvidamos rápido de los "cubanitos" que nos han hecho los políticos punteras de Tenerife.

Entro en casi todas las instituciones publicas de Gobierno, aunque no todos ellos se han pasado la opinión de los ciudadanos y las necesidades imperantes de todos los sureños por el arco del triunfo. Pero los "AMOS", nos han arrastrado por el lodo más viscoso cada vez que se ha denunciado o se ha abordado a un político, máximo responsable de este desaguisado y máximo responsable es el Gobierno el cual hemos tenido demasiado tiempo en esta política tinerfeña, que hasta ahora ha sido nula sin seriedad, engañosa, mentirosa y de puro cochambre al hacer una política con esa mira de esclavistas a la cual nos han sometido a estos "probos" ciudadanos sureños.

Sin ninguna duda hemos soportado la burla, mofa y la risa sobre el Hospital del Sur. Es de Juzgado de Guardia y que ejerza toda su autoridad ante este fraude social. Hay que ser malos, malísimamente malos, perversos y ruines para tener a miles y miles de ciudadanos durante 40 años huérfanos de una sanidad, cansados de hacer carreras por esa mal llamada autopista buscando la vida, quedándose mucha gente en coches particulares y ambulancias en el trayecto porque no llegaron a la Candelaria. ¿Esto que es? ¡¡Queremos los responsables ya!!.

A la gente se le está agotando las buenas y educadas formas, el respeto, el aguante, la paciencia, y así por desgracia arremete contra el que no tiene culpa, los celadores, enfermeras y médicos a todo este personal se le tiene exprimido.

A alguien habrá que afearle este atraco con alevosía que se le está haciendo a la población ciudadana, queremos saber (aunque se sospecha) que Partido tiene que pagar esta monstruosa culpa para el próximo 10N hacérselo recordar en las urnas, porque otra legislatura no debemos de pasarla de la misma manera.

Salvador Barnes