Buscar
21:36h. Martes, 16 de Enero de 2018

El sueño del "Plasma"

Si después de todo este desgracia y ridícula puesta en escena de este iluso soñador, jefecillo de mediocres que quieren vivir del Estado o de una Autonomía quebrada como la catalana, parece que les ha entrado una parálisis cerebral a todos estos arribistas queriendo que el peor Presidente de la Generalitad de Cataluña de todos los tiempos Puigdemont tenga que gobernar la Autonomía catalana desde un territorio fuera de nuestras fronteras de España como Bruselas, por cierto con poco agrado por  España.

Habría que refrescar el recuerdo de todos aquellos titulares que ponían de mas que inepto a Rajoy por dar algunos arengas de gobierno por el sistema del "plasma", y ahora ven bien que este "pisa charcos" traidor a su causa y cobarde para sus ciudadanos, hiciera esa labor desde Bruselas gobernando desde el "Plasma" a todos los catalanes, absurdo, ridículo y totalmente fuera de toda lógica y demostrando como se pasa a Cataluña este analfabeto político por el arco del triunfo.

Una Comunidad como la catalana, espejo de sobriedad laboral e industrial en donde la política siempre ha estado en el escalafón mas alto que ha tenido la sociedad catalana. Este elemento anti todo, tiene muy lejos de sus meninges la democracia, es una necio, bobo que no se dio cuenta en su momento que los mas listos que el ( Mas, entre otros de la cuerda puyoliana) le pusieron como títere bufón de ellos mismos. Lo que pasa que la historia se trunco, Puigdemont encontró con un Estado que ejerce, y es una Nación con 17 Autonomías, en donde cada una en sus particularidades están todas en el mismo núcleo llamado España, no que este cantamañanas por donde pasa ejerce de Atila, quiere una independencia soñada por su mente retrograda que no ha entendido todavía el signo de la actualidad mundial, la Globalización es lo que hace grande a todos los Países y sociedades, por el esfuerzo colectivo que  desarrolla.

Ahora tiene solo dos opciones, y es o convocar nuevas Elecciones o  coger el camino a la insignificancia que tiene Puigdemont, esta es el complicación política catalana, en donde lo único que se espera de esa calenturienta obsesión de gobernar desde Bruselas  y plantarle cara al Estado español burlándose del fatídico articulo 155 que tan funestamente tuvo para estos independentistas, arraso con esa idea que tenia este energumeno de conseguir una República independiente Catalana.

El tema esta mas que aceptado, si entra en España hay que detenerle como un vulgar delincuente que es lo que es, y dejarse de hacer mas el rendibú, porque si entra como Presidente de la Generalitat y se le detiene estaremos en la pantalla de todos aquellos que si quieren ver que nuestro Gobierno es una dictadura, y tendrán a este como un martir hecho por España.  Y esto en verdad duele mucho, porque nos lo hemos currado mucho para consolidar esta democracia que tenemos, para que venga este MONO y se guiñe con todo lo que representa España y los españoles.

Salvador Barnes