Buscar
09:33h. lunes, 26 de octubre de 2020

El aguante que tiene la sociedad española es para otorgarle un Óscar, entrando por partes sobre esta paciencia hispana, tendríamos que decir que nos abofetean por cualquier parte por elementos denigrantes y fuera de todo consorcio moral y humano, y sin embargo nos entra esa benevolencia hacia lo que consideramos "pobres harapientos y desgraciados de la vida". Cada día sacrificamos más el Mercado Nacional e Internacional por ser tan demócratas, sin miras a que esto tenga tintes de una pronta solución con esta Administración política que nos gobierna, presentándose según ellos en los más altos niveles internacionales de la política europea.

Si hacemos un repaso rápido de los amigos que tenemos y lo bien que les caemos, sin parangón debemos nombrar a las relaciones que tenemos con Norteamérica que están por los suelos. Trump (que nos es un alarde de gobernante) tiene al Sánchez, Presidente del Gobierno social-comunista de España en sus más sentidas oraciones, a la mínima ocurrencia que tenga Trump, ya se acuerda de Sánchez y sin ninguna compasión amenaza a España en multiplicar por dos todos los aranceles.

Con la que tenemos con el turismo que estamos pidiendo aire por la asfixia que nos tienen impuesto al sector turístico, y ahora va el "yankee" y arremete contra nuestras empresas de vino y aceites y mengua todo lo que puede los mercados con miras a que vayan a peor con estos aranceles que lo que harán será ahogar más si se puede el producto. Pero aquí en España estamos sobrados de "figuras", se le dijo al club"Falconeti" de las consecuencias que podrían traer si seguía adelante con las tasas impuestas a "Google".

Pues rápidamente las represalias no se han hecho esperar, Trump en el acto aumenta por dos los aranceles para que cunda la alarma en los mercados con los precios del vino y el aceite español. Luego hay que aceptar de que estamos en la cuerda floja de muchos, y desde nuestros "socios amos" europeos vemos que más, porque quieren dejar de apoyarnos en darnos 10.000 millones de euros por las desavenencias que ha tenido Sánchez con la UE, por los políticos que tiene España en el Gobierno de Sánchez, cuando en ningún País de la Unión hay comunistas ¿por qué España es la única que los tiene?. Pero esto tiene trazas de ser un laberinto político, por las ideas rocambolescas que se tienen, los actos descalabros que emiten políticos del Gobierno a "tontas y a locas" de este Gobierno "Frankenstein".

Algunos Ministros, detractores furibundos de la Monarquía, de nuestras Celebraciones y de nuestra Historia, vemos como con una rapidez de vértigo dan un giro aprobatorio, incluido el propio Sánchez que no tardo en decir a los medios que, "avanzar unidos por el bien común, y con la ilusión en nuestra Fiesta Nacional", (ni el más versado franquista lo hubiera dicho mejor). Esperpéntica la postura de este hombre de las mil caras, soberbio, espectacular en su verbo cuando se ve acorralado, ahora para él, "somos todos una compacta Nación, que practicamos el ser solidarios, el ser abiertos y plurales", todo esto dicho para recordar a todos lo que son, practicando la" ¡¡pelota colectiva!!, cuando han visto que el español no está ni quiere ir por esos derroteros absurdos y bananeros.

Los Ministros que hemos visto que han sido duros en muchas opiniónes que han hecho contra el Rey, vemos que ahora se desdicen, Robles habla de que "La Monarquía es pieza esencial del pacto Constitucional", Casado dice ¡¡Viva el Rey!!, el comunista y vagabundo Iglesias, "enfant terrible" de las arengas contra el Rey, ahora va y le rinde pleitesía al conmemorar también el Día Nacional y asiste al Palacio de Oriente, ¡¡chaquetero sucio y ruin político!!.

Esto es lo que debe de ser, todo el Gobierno ante el Rey y ante las leyes Constitucionales. Ahora a ver quien viene con milongas o con el rollo carcomido por esa sarta de inútiles, ignorantes antidemócratas que atacan la Monarquía, garante del Estado Español, después de ver lo que pide y quiere el pueblo.

Salvador Barnés