Buscar
02:35h. miércoles, 28 de octubre de 2020

Desde que empezó este coronavirus en España, sobre la quincena de marzo hasta el presente, una de las leyes que han resultado ser ciertas ha sido la "Ley de Murphy". Esta ley con este Covid 19 que azota España, ha sido una verdad, ya que esa ley dice "Cuando las cosas van mal, se ponen peor", Estamos viendo que tenemos y seguimos manteniendo todos los problemas que tiene el país, y algunos de ellos han engordado. Nuestro confuso Gobierno no ha conseguido colocar ni un mandato de positividad en ningún acuerdo o iniciativa nacional, todo ha sido un puro camelo y un método con los españoles que ya lo puso en práctica "Ramonet", el mejor vendedor de mantas valenciano. Lo único que Sánchez y su clan de políticos han hecho ha sido, poner una silla cómoda a la puerta del Consejo Europeo, (ahora que estaban de líderes Francia y Alemania), para pedir la limosna que nos ha dado la Unión Europea y así conseguir los "maravedís" necesarios para que España saque la cabeza (de momento) del charco en el que estamos chapoteando.

Nuestro Presidente dentro de su visión no catastrófica de nada, nos ha metido a todos en la cesta de que el tiempo lo cura todo y hace múltiples consultas con esos "mandados" por el de las diferentes Autonomías Españolas, más que nada, porque vemos que entran todos junta a la máxima del refrán que dice "pan con pan ,comida de tontos". Pero en este caso los tontos somos los españolitos de a pie, que nos tragamos todo lo que se cuece en la Moncloa. Con la oposición está ahora a romper una nuez, tiene que sacarles los presupuestos, ya que estos que tenemos huelen ya a cadáver politico "made Montero", que aparte de estar obsoletos, ya están pidiendo a grandes zancadas que se apremie a que se renueven, que se llegue a ese acuerdo que se pide, o le puede costar el Gobierno a Sánchez.

Tenemos una crisis galopante y casi desenfrenada en todos los puntos cardinales, lo que se ha recibido de la UE servirá un poco para paliar esta crisis, por mucho que Sánchez piense en la renovación. Este Gobierno está en minoría desde el 2018 y en coalición con los comunistas desde enero de este año, y huele este Gobierno a confusión, se tienen miedo, no se fían entre ellos. El golpe a España que está dando esta pandemia es abismal, y ha entrado de nuevo con la misma velocidad que en su principio. La entrada de este curso escolar será de puro laberinto según los técnicos, ya que también habrá que sumarle esos indicadores que tenemos en nuestra economía, la deuda y la confusión laboral que tenemos y que si no se remedia traerá lo que nadie se aventura a pensar. Entonces al unísono se oye decir ¿Qué hace el Gobierno, y la oposición?. Nada, estamos todos como si viviéramos en el medievo, haciendo rogativas y esperando el milagro, mientras son los demás quienes nos guían en nuestras cosas.¡¡Estas cosas son las que nos diferencian de los Europeos!!

Salvador Barnés