Buscar
10:33h. Lunes, 10 de Diciembre de 2018

La Carabina de ¡AMBROSIO!

Todos vemos, que cada cierto tiempo este circo llamado" El de los 17 Estados Autonómicos", amenaza en colocar al respetable un nuevo numero cirquense, para solaz diversión de la parroquia, que no espera mas de esos saltimbanquis de la política, y de los traga sables, que ahora se llaman traga subvenciones, para que el ambiente político se parta mas de risa o de que algún todavía imbécil, le resbale una lágrima por su cara.

País como este que  esta mas en la cuerda de lo que se pretende que se vea que en la solución del problema. Aquí entramos en discusión acelerada por desmentir si habían trescientos mil o cuatro ciento mil en una manifestación. Tiene que haber un calendario para buscar frases y consignas para sacar en panfletos y pasquines sobre la manifestación que se haga, ya debe de estar completo los slogans. Ahora asoma el que iba por el "pasillo de los pasos perdidos", hasta ahora de devorador de portavoces políticos y de zamparse hasta las fieras, a querer a estas alturas en cambiarse de nombre a su Partido, porque según esta figura, la gente ya no simpatiza con el color ni con el nombre de PODEMOS.

Este problema, y sin ponerlo a votación radica de este político aprovechado de este sistema, Pablo Iglesias, que siempre ha estado moviendo ficha para que se convirtiera la indignación en cambio político. Hasta ahora nada de esto le ha salido bien, y mucho que lo ha intentado, son 4 años de inventos con gaseosa arropados por su intelectuales de su propia cosecha.

Lo que al parecer lo que le ha fallado y han dejado por lo suelos, ha sido el objetivo de ser figuras en las canditaturas a las Elecciones Europeas. Este nombre que improviso Iglesias de PODEMOS, hay que considerar que fue el "sorpasso" del PSOE, y bien que lo dio, que dejo a los grandes tocados del ala, a el se le debe la bajada de brillo de Sanchez, al progresismo barato de Ada Colau en Cataluña. El fracaso catalán le ha hecho mucha "pupa al coletas", y tiene que recurrir a cambiar el nombre a su Partido ante las Elecciones Municipales y Autonómicas del 2018 y las Generales del 2020. El sabe, `porque lo ve, que los propios progresistas trasnochados amamantados en su  Partido acabaran con El y con ese invento obsoleto de PODEMOS.

Salvador Barnes