Buscar
00:14h. miércoles, 23 de septiembre de 2020

Que estamos en una verdadera pila de intercambios de ideas, de consensos no cerrados, opiniones encontradas, el aceptar que estamos en un Maratón atropellado por ver quien llega antes y se sitúa en cabeza, en donde la verborrea fácil de bisoños políticos que están empezando en el poder sin haber pasado ningún aprendizaje nos hace sentir que todo esto es un caos que se multiplica a diario, esto lo que nos parece al ciudadano "orondo y morondo" la situación política actual.

La verdad es que los "spanis"tenemos mucha capacidad para tragar sapos y culebras que se meten en el menú político del día. El nuevo "becerro de oro" de la política, Pablo Iglesias flamante Vicepresidente del Gobierno de España no se le ve que quiera vender su posición por un plato de lentejas. Ha renunciado a ser el cuarto entre tres mujeres, de esa forma su figura queda algo deslucida ya que esto se le hizo a Pablo por la espalda, entendiendo que esto fue poca lealtad de su socio.

La idea de Podemos era (por lo que se entiende) liderar en las Políticas Sociales, pero son las tres mujeres Vicepresidentas las que llevarán el mensaje feminista. Pero otras competencias están también en el alero de UP, el contenido político de Yolanda se ha rebajado en un 80%, dejándolo solo por parte de Sánchez en la política laboral y empleo, acotándole Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. Un empleo solo ha quedado como portavoz de Podemos en el Congreso, ha sido el de Echenique. Es confuso como personajes que estuvieron en las mesas de negociación para llegar a nombrarlos altos cargos, a la hora de formar Gobierno, se han quedado muchos esperando el "milagro del niño de la Bola".

La verdad es que el cuajo que tienen muchos es para entrar en coma. Gracias a las hemerotecas leemos las barbaridades que se decían, en el 2013 por comunistas y republicanos (de toda la vida), y que eran señores políticos que hoy campean en el Gobierno que decían" el Rey huele a Franco", y el mantra que recitaban estos merluzos era "Los Borbones a los tiburones". Bien pues hoy henchidos de gloria y felicidad pensando solo en la abultada nomina que cobrarán se han vuelto amnésicos, aparte de esa enfermedad que tienen crónica y es la poca dignidad que arrastran, porque hoy los mismos que pedían esa necesidad de "guillotinar al Rey", se desmarcan en la Zarzuela diciendo "Prometo por mi honor y conciencia la lealtad al Rey". Claro es que la nobleza palatina tiene un precio, y para tener ese Plus de Casta, hay que representar muy bien todo un buen repertorio de teatro, olvidándose de discursos antiguos que no sirven de nada y solo hay que aferrarse al presente viviendo y siendo un "Bon Vivant", que en eso y todos lo sabemos, los comunistas no son menos que nadie y menos si es un capitalista.

Por eso están haciendo una criba buscando currículum falsos, sociedades interpuestas, cuentas pendientes con Hacienda, dinero en el extranjero, tesis doctorales falsas y Master copiados o comprados. De todo esto no se libran los que han sido nombrados en el Gobierno, desde el primero al último, tienen que demostrar que no esconden "ningún muerto en el armario". Todo una "caza de brujas" cara a la parroquia que ya lo único que pide es que no les roben más ni metan la mano en el "carrito de los helados" a ver si nos recuperamos un poco.

Salvador Barnes