Buscar
16:16h. Lunes, 14 de octubre de 2019

LA OBSESIÓN POR UN MINISTERIO

Es un machaqueo constante, no exento de amenazas veladas de un quiero y no puedo, de enarbolar lealtades y servicios hechos por gente poco fiable. No es posible ni se debe aguantar pasar página o volver a estudiar el asunto catalán del 1 de octubre, al estar todo el tiempo con discrepancias sobre el juicio del Golpe de Estado catalán, de tratar de pedir indultos, de afirmar que en España hay presos y exiliados políticos. Esto es sin duda una apología favorable al secesionismo y por el soberanismo catalán.

Todas estas afirmaciones y posicionismos que está dando Iglesias, el líder de Podemos, rompe en mucho todo ese talante que le impregna a Pedro Sanchez, casi acorralándole para que cuente con el Partido de Iglesias teniéndolo en el nuevo Gobierno que el Presidente en funciones quiere tenerlo listo esta semana misma, para prepararse hacia su investidura como Presidente de España.

Esa obsesión que tiene Iglesias por estar en el Gobierno, o en algún Ministerio, ya está rayando en posiciones que puedan ser ocultas y que las tenga pensadas. No puede tener en duda de que España sea un Estado de Derecho, si alguien del equipo de Podemos esta en esta tesitura estará fuera de toda forma de poder ocupar nada, ni ser bedel.

La lealtad que Iglesias le esta haciendo a Sánchez y que también le será en todas las cuestiones del Estado, es algo que no cuela, que ya no vende, y encima es perogrullo que se diga. Iglesias ha tenido y tiene muchas novias, y ese noviazgo que tiene con Bildu son contrarias a nuestra Constitución, así que no son legales.

Con todo este enjambre de actos que hace Podemos, no es tan fácil sentarse en el Consejo de Ministros. Debe de saber que una vez dentro será casi imposible retomar el camino dejado, más por lo que le pueda enmarañar a Sánchez, es por lo que están diciendo ahora que lo tienen muy confuso, más que todo por los disparates que se han dicho

Podemos es un Partido Comunista, eso es algo sabido y manido. No están ni cerca ni por asomo por la Democracia. Partido que pacta con nacionalistas, han sido sostén del golpismo catalán. Esta creemos que es su ultima oportunidad de poderse ver en el Gobierno, (si cambiara sus parámetros de grandeza con tufillo), pero si no lo consigue (que será lo más lógico), volvería al viejo seno del PCE, doctrina fósil que siempre le albergara.

Salvador Barnes