Buscar
08:39h. Sábado, 14 de diciembre de 2019

LO QUE NUNCA HEMOS VOTADO ES LO QUE MÁS CARO PAGAMOS

Que nuestro pueblo es singular en todas sus formas es un hecho. Desde que murió Franco, que nos quitamos de encima ese gran peso de una oprobiosa dictadura, salimos a gritar en la calle o en los foros en donde se terciaba esa rabia contenida tantos años por una dictadura ya más que manida el comentarla. En la Guerra Civil como todos sabemos perdió la contienda la República establecida en España, y luego Franco cuando ganó, impuso la mordaza del régimen a todo aquel que se le ocurriera decir o gritar que era ¡republicano!, ya sabiá el final, la cárcel o el paredón que era lo más factible.

Pues desde la Transición en España ya se puede gritar ¡soy republicano! y todos tan conformes, la capa de la democracia tolera todas las ideologías. Pero también fueron otra tanda de años en la dictadura besando las manos de muchos curas y prelados, impíos y pederastas, sin tener otra opción el pueblo que aceptarlos como el poder divino y encima resolutorio hacia la población. Pues el que gritaba ¡soy laico! también conocía el horror de las cárceles franquistas. Pero ahora se puede gritar a pleno pulmón ¡soy laico! y encima estás en la onda de los "progres".

Pero entramos en la nebulosa de lo que no se entiende, de que cada uno cuenta la feria tal como le va, al Estado le cuesta muchos millones de euros mantener a la Iglesia Católica y encima esta exenta de pagar el IBI, cuando en nuestra Constitución en el artículo 16,3 establece el principio de aconfesionalidad del Estado. Pero Europa denuncia a España como el "paraíso fiscal de los Obispos", mientras nos aumenta la pobreza y se recorta sin ningún recato muchos servicios públicos.Como es lógico y normal, la ciudadanía como siempre, no sabe porqué nadie le informa, o a nadie le interesa informarla.

Pero también la Monarquía en España nunca salió a pedir un Referéndum, nunca puso urnas para ser votadas, ya que un 52% de españoles en la actualidad piden ese Referéndum que cada día parece que se incrementa más las peticiones a que se haga. La Monarquía (El Rey y Familia) le cuesta al Estado casi 8 millones de euros, un 09% de más que el pasado año. Se les establece unos sueldos de mareo incluso para los que todavía no están gobernando, esta Monarquía esta catalogada como la Monarquía más rica de Europa, y encima estamos viendo que la República en España tiene todavía una mala visión para el propio Gobierno que se desmarca para no decir que la República tiene muchos tintes socialistas.

Pero así lo tenemos establecido, y así seguimos aceptando y campeando solo algunas opiniones de prensa "libre" que opina sobre algo que es para poner en una asignatura no resuelta, y como se ve la situación tiene muy difícil solución. Así que acabaremos diciendo, soy "Monarco-republicano", o "Laico-creyente", más que todo por estar en la onda política actual.

Salvador Barnes