Buscar
17:51h. sábado, 16 de enero de 2021

Ya está más que aceptado, hay que creer, y sin paliativos cada día más en la suerte, en la "baraka", en eso que llaman también la "potra", porque después de ver todo este derrumbe político que han inventado y se han sacado de la "chepa" el Gobierno de Sánchez, (llamado también Frankenstein por los trozos cosidos al tronco del Presidente), vemos con asombro cómo hemos llegado a ese ¡¡OH!! colectivo, después de ver que una caterva de malos políticos puestos para gobernar, están deteriorando a España, a la democracia al mismo partido del Gobierno, el PSOE, que cada día son más críticos sus Barones a la política de Sánchez, y esto está propiciando las malas relaciones entre toda la política española, las del PSOE y las de la oposición (de la que queda).

Sánchez ha pactado sin pensar que tendría todo esto consecuencias en su contra, lo ha hecho con comunistas, separatistas de la ERC, con golpistas catalanes, con Bildu y su clan proetarra, con un acercamiento de presos terroristas, dándole su aplauso al PNV y haciéndole carantoñas a todos los partidos minúsculos de la extrema izquierda, todo esto a cambio de unos ridículos votos que le auparon a la Presidencia, pero la realidad es que ha sido a cambio de nada, porque cada día crea más confusión entre las Comunidades aunque sean de su ideología, ya que les promete mucho y les da menos.

Ha logrado (y por esto hay que decirle "chapo") el desmontar la derecha española del PP de una tacada, ha puesto a los arribistas palmeros de todos los partidos de su corte a comer en su mano. Un trabajo de campo que ha conseguido a que aceptara y dijera que NO Casado a la censura que le presentaba Abascal contra la continuidad del Gobierno socialista-comunista, nula visión política es la que ha tenido a esta censura que Casado, ya que no demostró ser como se esperaba que fuera el líder de la derecha conservadora, dando más alas al Gobierno socialista-Frankenstein que lo atrajo a su criterio. La censura fracasó y Casado chapoteo, dándole el voto a favor a los que se estaban censurando.

Pero siempre hay una continuidad para actos ruines y felones. Ahora con esta actitud del Gobierno que está siendo dictatorial en un régimen democrático, pone a España a pan y chocolate durante 6 meses. En la votación del Congreso para aceptar o no esta paralización del país durante seis meses y con la agravante de que el "Emperador" no vaya al Congreso hasta el 9 de mayo (para eso tiene a sus lacayos). Y entonces cuando muchos creían que se iba a oponer a esa votación antidemocrática de Sánchez, va Casado y se marca otra felonía y se abstiene la criatura, volviendo a dar salida a la política "moncloviana". Vaya papelón el que ha dado el PP para sus votantes.

Salvador Barnés