Buscar
00:33h. miércoles, 08 de julio de 2020

SUEÑOS O QUIMERAS

Desde el final de ese rocambolesco Gobierno de Rajoy, y todo lo que llevó en su larga cola de amagos y "preñeces" de un sistema que a más bien conocido, ya estaba casi fenecido. Y que por ser "vos quién sois" no dejaron que las cosas se alargaran y que la corrupción galopante, barrio bajera, chanchullera, exuberante, desprestigioso para la política, feudalista, dictatorial en su propio seno de querer demostrar que todo era mentira y bastaba solo con el "plurito" del Presidente para que todos callaran y tragaran. En ese fin de fiesta, alguien lo vio más claro y tuvo la conciencia de hacerle una moción de censura al "registrador". Censura que se ganó "de calle". Muchos de los Barones "peperos"se alegraron. Ya que la cuchilla de la corrupción sabida, estaba pasando muy cerca de sus "rastreras" personas y lo mejor era(lo que pasó y se hizo) borrón y cuenta nueva, y aflojar el cinto en espera de mejores tiempos

En ese momento se proclamó un nuevo enfoque de hacer política con esa censura que dio por finiquitado a Rajoy, después de quince años de estar mandando la derecha en España. La confianza y el mismo desacato a las mismas leyes que ellos ayudaron a promulgar, les metieron a muchos del Partido en la cárcel y otros(esperamos) están contaminados para el resto de su vida política, que no tendrán ni el más mínimo mando, (ni el de la televisión) les sentaron en la oposición para vegetar cobrando a cargo del contribuyente.

En ese momento el sentimiento fue general de la una y de la otra parte que entendieron todos al unísono que la DERECHA en España estaba acabada, se metió mucho la idea en la ciudadanía, se hizo una gran campaña de desprestigio hacia el poder del PP que en esos momentos acabó. Lograron la censura en la conciencia de los ciudadanos, ya que la opinión que se tenía, esas no fueron maneras de gobernar y por eso estos políticos que estaban censurados acabaron su mandato, ya que España tenía el San Benito de ser el País más corrupto de Europa.

Ahora pasados unos años se le ha visto la cola al lagarto. Se tuvo a la mano el haber hecho un pacto entre Partidos constitucionalistas, no con el odio de clases ni de ideas como en su momento barajó Sánchez con Ciudadanos y con el PP, pero a los que pudieron ser los nuevos socios, les sobraba altanería, y demasiado creerse que sin ellos no habría Gobierno en España. Lo demás es todo una historia rocambolesca que ha planteado la izquierda, y los anti constitucionalistas, comunistas y separatistas nacionalistas. Todo un gran cóctel de sabores agridulces, más agrios que dulces que nos asisten todavía en estos momentos, pero que no dejan de airear que la Derecha esta muy lejos de volver a tomar las riendas de este País en solitario.

La verdad sea dicha y las opiniones a ser posible sinceras, sin ánimo de hacer leña de árboles caídos. Pero si hay que tener conocimiento que con lucha de clases, odios demasiados encontrados de historias lejanas y que ya no sirven ni para asustar a los niños, a esos políticos son a los que no hay que acudir, como vemos que algunas de las "figuras" de este Gobierno socialistas, acuden con pala y linterna para destapar, desenterrar, buscar, y enlodar todo un territorio que está cultivado, y algunos desarrapados pretenden de que vuelva a ser un  erial.

Hasta ahora solo es un leve rumor que se podría intentar hacer una moción de censura contra Sánchez. Sin ser muy agorero pensamos que el que menos molesta a la opinión política es Sánchez. Pero si molestan para la buena arribada de nuestro buque a todos los puertos del Mundo, son los socios de este Gobierno que no han aportado nada al bienestar Nacional, al revés aportan odios, rencillas y hacen que la ciudadanía vea historias pasadas y que a nadie le gustaría revivir, y que las ven cada día más cerca con estos elementos, comunistas, separatistas y nacionalistas los que aportan políticas y actitudes que España en estos momentos aborrece y no esta para esa apuesta.

Salvador Barnés