Buscar
00:24h. domingo, 24 de enero de 2021

Era de esperar que con el tiempo, la mayor parte de la baronía del PSOE con el Gran Sanedrín del Socialismo Nacional y Europeo al Presidente le sacarán una "tarjeta amarilla" están en contra de toda su política extraña, de probeta, de ilusión, de curandero, de mentiras y encima entregada al ideal comunista-chavista, creando un vicepresidente 2º de un Gobierno que presume de que los votos que le dieron eran socialistas, y sin embargo gobierna apoyado con la Hoz y el Martillo, que es el que le marca su desastroso camino. La advertencia le ha venido a Sánchez vía Comunidad Europea, y este aviso conlleva que van a tener que pensarlo mejor el darle dinero a España, teniendo un Gobierno como el que lidera Sánchez social-comunista. 140.000 millones de euros para la recuperación de España es lo que la UE nos da, sería un verdadero palo si no recibiéramos esa dotación para evitar la quiebra que asoma en España, y planificar mejor los presupuestos que se presentaran para aprobar en el año 2021.

El "toque" se le dio al Presidente, cuando fue a Bruselas en estos días pasados. Simplemente se le recordó que la Comisión Europea le sacará "tarjeta Roja" si no retira la proposición de Ley Orgánica del Poder Judicial, por la razón de que son varios socios que ven con recelo ese dinero que hay que dar a España como a Polonia y Hungría, que para eso es imprescindible el que nos tengan "confianza y seguridad jurídica" y vemos que de eso se carece. Sin estas obligaciones a seguir más que normales para la UE, no habrá dinero y eso sería un punto sin retorno viendo como estamos ahora con una quiebra asomándose en España, y eso es lo que está dejando fuera de juego a la Unión, cuando ve la melé de partidos que componen la gobernabilidad de Sánchez, republicanos, comunistas, socialistas, nacionalistas, independentistas, proetarras. Todo un aglomerado de ideas antidemocráticas, ya que ninguna de ellas aceptan la Constitución Española ni al Jefe del Estado.

Esto es más que suficiente para que estén más que recelosos de este Gobierno de Sánchez, y por eso vino esa advertencia de la UE. Pero es el peso del Partido el que no ve con agrado todo esta melé de este PSOE de la Moncloa. Los ideólogos de siempre no comulgan con este Presidente, ninguno de los barones socialistas están en sintonía con Sánchez, ni el de Aragón, ni el de Castilla la Mancha, ni la Ministra de Defensa, ni el de Extremadura, ni Susana Díaz y tampoco el portavoz del PSOE en Madrid Gabilondo, aparte de severas críticas todas ellas a cargo de exministros y altos cargos socialistas que ven en este Gobierno de coalición una ruptura democrática y Constitucional de la Transición Española por esta política confusa marrullera y sin proyectos aceptables.

Salvador Barnés