Buscar
16:23h. domingo, 09 de agosto de 2020

Una frase es la que se oye en los pasillos de los estamentos políticos de todo este País, incluso en los "asientos" de los barones socialistas, cuando alguien que se las da de muy fino y encima van de europeos dicen que Sánchez ha metido "la gamba" (pierna o pata en italiano). La verdad es que no tenemos desperdicio y no dejamos que el tiempo transcurra a su antojo, nos adelantamos a todo aquello que de por si ya hace tiempo que está condenado e incluso puesto en solfa internacionalmente contra una dictadura como la Venezolana liderada por el chavista Maduro. La pregunta es más que repetitiva por la sociedad española que en su opinión pública se ratifica de que estamos pasando unas turbulencias extrañas y peligrosas. ¿ Qué pasa en España?

Hemos hecho en un mes un maratón demasiado complicado para este País. Hemos creado y fomentado una severa duda ante los europeos y los Estados Unidos, por acostarse como amantes lujuriosos de Venezuela, País remarcado de ser peligroso en su gobernabilidad, siendo y haciendo un ataque directo contra los Derechos Humanos, por su falta de libertad en el régimen dictatorial de Maduro y su grupo de asesinos y ladrones que solo generan el odio de su población que esta martirizada por esos delincuentes narco-políticos bolivarianos.

Muchas de las "Cancillerías" de la Unión acusan a España de tener "apaños" del Gobierno de Sánchez con Maduro. Han tenido demasiados actos oscuros en este mes pasado de enero, la bochornosa llegada con nocturnidad y alevosía de la número dos del régimen de Maduro Delcy Rodríguez a España. Visita no programada, más que nada por la prohibición internacional de esta individua de pisar territorio europeo so pena de ser detenida.

Esta delincuente dejó morir de hambre a demasiada gente en Venezuela por no querer darles los alimentos que todo el Mundo mandaba para el pueblo venezolano, y esta sátrapa dejo decir que estaban todos estos víveres envenenados, para no repartirlos. Y encima algunos (mal dicho) destacados españoles le ríen la gracia y se postran a los pies de este dictador, enemigo público él y sus secuaces de todo el mundo libre.

De esta guisa tenemos a Zapatero que con sus 39 visitas al régimen de Maduro y a su corte de delincuentes parece que es también parte del régimen. Estas pleitesías hacen pensar a la opinión política europea, si es que hay intereses grandes por parte de Sánchez, Ávalos y Podemos con el chavismo representado al máximo poder con Maduro. Pues mal "nos lo fiáis, Marqués", ante los grandes.

A ver que dice Trump a esta salidas de tiesto de España, mejor dicho ya se ha explayado contra España y va a tener razón cuando alguien le pregunto el porque ese desdén con Sánchez en una reunión que se vieron en Europa y el poco caso que le tuvo a Sánchez, por no decir la culebra que le hizo. Están fallando tantas cosas que van a ser difícil enumerarlas.

España no puede ni debe, ni queremos estar solos como tantos años estuvimos con Franco ante el mundo, que por lo que vemos, vamos en una senda parecida ¡haciendo amigos!, sé que son otros tiempos, pero alguien está olvidando que somos demócratas, nos ha costado mucho, y cuando decimos mucho nos quedamos cortos.

Se han sacrificado actos, ideas y posturas en bien de una sociedad democrática para que ahora algunos con ideas ya retrogradas y totalmente obsoletas en el 80% del mundo como es el comunismo, quiera jugar e implantarlo a lo "bobo" poco a poco en España. Alguien está jugando a la ruleta rusa y le va a tocar sin duda.


Salvador Barnes