Buscar
20:44h. Miércoles, 26 de febrero de 2020

UN PAÍS DE "ACEPTACIONES"

El método aprendido por todo los españoles desde el 78 ha sido el mítico "bálsamo de feriabas", porque se nos ha enseñado y muy dócilmente hemos asentido a ser un país de contrastes y si no, vean estas diferenciaciones. Estamos más cerca de la banca rota o sea sin dinero casi para pagar a esa legión de jubilados (9) millones de famélicos que sobreviven cada mes con su exigua pensión, mientras se dan a inmigrantes sin papeles ayudas tanto económicas como sociales, y el dinero a los bancos que no devuelven.

Pero si hay fondo económico suficiente para pagar los abultados sueldos de todo lo que cuesta de mantener las 17 Naciones que tiene el Estado Español. Son 17 Gobiernos y Administraciones de funcionarios que suman todas ellas 2.519.280. Somos la primera Nación del Mundo con tamaño despropósito.

El Parque móvil del poder tiene 850 coches oficiales, frente a 400 coches oficiales que tiene el país más poderoso del Mundo como EE.UU. Pero eso aquí no nos hace ni mella ni nos importa, hemos sido incapaces de cortar nada de lo que unos desaprensivos hacían, incluso esa casi beatificación de Franco que se veía con complacencia al ir siempre bajo "palio", y nadie lo veía mal.

Aquí alguien en la Transición aporto el dato de que los almuerzos y dietas más gasto que se tenían al estar y asistir en Madrid al Parlamento sus señorías los tenía que pagar el contribuyente, y todos como cabestros asintieron, y no contentos y para darle más azúcar al pastel se multiplicaron los asesores y pelotas, todos con sueldo mantenidos con los impuestos del misero ciudadano, fíjense que en Suecia cada Parlamentario se paga de su bolsillo dietas, café y hasta el taxi.

Aquí el levantar el brazo y cantar el "Cara al Sol" se considera un acto rebelde y fascista, mal visto por las autoridades democráticas, casi hay una persecución por ley. Pero sin embargo tenemos otro contraste, el cerrar el puño, cantar la Internacional, y exhibir la Hoz y el Martillo como bandera está bien visto, simpático diría yo. Símbolos y ademanes que hasta los que inventaron estos elementos de los propagandistas, el saludo, las banderas y cánticos, han renegado de ellos y de todo aquello que huela a comunismo.

Así que en contrastes nos sentimos dolidos engañados y burlados, cuando vemos la poca prestancia que tenemos al no diferenciar las cosas y dejarnos arrastrar por la corriente que como siempre está confusa. Aquí vamos por el mismo sendero que los talibanes que volaron las estatuas budistas, ya que alguien pretende arrasar el Valle de los Caídos y demoler la Cruz, y lapidas y esculturas, todo lo que tenga el tufillo del Dictador hay que arrasarlo. La pregunta es ¿para cuándo el Escorial?, también porque esta al "cupo" de Reyes en sus criptas.

Los contrastes, se han asentado en nuestra forma de interpretar este momento social que tiene España, nada de nada nos deja anonadados, y al revés, creemos que es lo que se debe de hacer, pero como la canción de los Módulos "Todo tiene su Fin".

Salvador Barnes