Buscar
05:39h. Jueves, 21 de Junio de 2018

Un País de "agridulces".

Desde que empezaron a llenarse las ciudades de restaurantes Chinos, el agridulce era la salsa mas buscada, y hoy se usa para muchos de los platos que antes no lo tenían.
Viene este prologo a servir, viendo como nos enfrentamos( a nada), porque el paladar lo tenemos "constipado" y mas en política, y si a eso tiramos de opinión sobre lo que nos parece tal o cual decisión política si esta acertada o no, como en estos momentos, el cambio fulgurante de un Gobierno que se creía que iba a dejar raíces a las siguientes generaciones. Pues ha funcionado el agridulce, por un lado hasta la derechona incongruente, amiga del radicalismo mas enarbolado y la beateria mas rancia que hemos tenido, que con el paso de los años ha tenido que acatar el sentimiento y la voluntad popular aceptando leyes que en un tiempo pasado ellos mismos hubieran llevado ante los juzgados lo que el español tiempo después acepto de buen grado, sea como ejemplo, el aborto y otros temas sociales que han hecho a España referente en muchas de las cosas que se disfrutan y se humanizan aquí.

Aunque a veces casi tenemos que dar la razón a muchas de las perlas que contra España se han escrito y que hoy son historia como ese comentario que ha quedado como aviso a navegantes, y lo dijo el Mariscal Birmarck  hace mas de un siglo, " Estoy convencido que España es el País mas fuerte del mundo. Lleva siglos queriendo destruirse a si mismo y todavía no lo ha conseguido". Es verdad, los Sunamis y Sirocos que ultimamente estamos viviendo son de órdago. Hemos estado desde el 1 de Octubre del 2017 tratando de frenartropelias  con gente que solo iba a cumplir nomina en el "Proces" catalán, derivando toda clase de situaciones amorfas y ridículas, independencia orquestada por una tropa mal aleccionada, acompañadas de escapadas y huidas por parte de la familia rancia de la política catalana, y el ciudadano absorto viendo la debacle de una parte de nuestro territorio.

Pues en horas, lo que en su momento era agrio como la hiel, ahora mismo Sanchez esta convirtiendo muchas cosas en un toque dulce, que acabara en un agridulce consentido y aplaudido por toda la ciudadania ( sin duda), que sera un castigo para aquellos  que están mas a gusto estando en conflictividad perenne y saltándose a la torera todos los cumplimientos que la ley impone. Vamos a tener una entrada de veranos que en muchos sitios sera mas caliente que en otros, pero en política solo sirve lo que se estudia y se proyecta para el futuro que debe de ser el actual momento, y no ponerse a quitar lo que a gusto de algún descerebrado( que los hay) pueda decir que "como me huele a gobiernos pasados hay que quitarlo", si se hace así es un craso error y volverá a traer ese desquiciamiento que se tiene cuando en si cuando se perjudica a la sociedad por el simple y didactorialcapricho de decir, ¡ahora soy yo el que mando!

Salvador Barnes