Buscar
05:50h. Jueves, 22 de agosto de 2019

UNA "DIADA" CON INTERROGANTE

Es tanto el trabajo que se nos acumula en este País, que es como si nos hubiéramos traído a casa todo el trabajo de la semana. Viendo el ir y venir que esta trayendo esta investidura para la consecución de un Gobierno que sea estable por una vez por todas, pero nos queda un hueso fuerte de roer y difícil de disimular en su contenido. Vamos a ver la "movida" de la "Diada" del 11 septiembre que cogerá a España sin Gobierno y a Cataluña con un primate de Presiden de la Generalitat. El tema no va de querer regocijarse ni que digan los independentistas "ahora sabrán los españoles quienes somos y lo que vamos a conseguir". El apoyo de estos grupos ya están definidos, ácratas, cobardes y delincuentes presos golpistas de un Gobierno de orates que se creyeron y que todavía lo creen que serán otro País, al separarse de España.

Así que no es de extrañar que se siga pidiendo el 155 en toda su plenitud y virulencia, así lo pide y manifiesta Villegas desde Ciudadanos, porque la amenaza de otro golpe está anunciado por los mismos separatistas que volverán a intentarlo. Para el mismo Govern, cree que habrá un adelanto Electoral en Cataluña, en incluso un "Gobierno de Concentración", para estar preparados a una eventual sentencia condenatoria del Tribunal Supremo. Siempre nadar contra corriente, pero la idea que tienen estos "ciudadanos" es que suponiendo que se tuviera una sentencia dura, habría antes una sentencia popular, y eso podría llevar a unas elecciones al Govern Catalán. La sentencia que se dicte, obligara a encontrar una solución pública y con urgencia, ya que están entrando otras corrientes, y no son independentistas que alegan que esto no puede seguir así y el vaso está casi rebosante.

En la "Diada" del 11 de septiembre, se especula la polémica en torno a la manifestación que se hará, no se quiere a ningún político en la cabecera de la manifestación, aparte que los dirigentes de ERC no irán a esta "Diada", pero si estarán en todas las movilizaciones del signo independiente separatista.

Otro septiembre caliente nos espera, y todos mirando a los cuatro puntos cardinales, buscando apoyo, autoridad y Gobierno, para dar así un carpetazo al tema catalán, que empieza a oler mal.

Salvador Barnes