Buscar
04:38h. martes, 04 de agosto de 2020
fepeco
Opinión

QUIEREN PARAR LA RECONSTRUCCIÓN

Los mismos de siempre, que según les convenga, un día se presentan como verdes, otro como rojos, también multicolores y siempre como morados, siguen emperrados, desde su populismo retrógrado y fracasado, en obstaculizar la estabilidad económica, la creación de empleo y el bienestar social en nuestra tierra. Desde su atalaya de superioridad ética, que se arrogan con total impunidad, sin vergüenza y con mucha desvergüenza, están siempre dando lecciones de moralidad, comportamientos íntegros y salvadores de la humanidad. Su altanería les hace olvidar que son simplemente humanos, llenos de errores, como todos e imperfectos como cualquier persona. Están continuamente pontificando y los que se atreven a contradecir sus consignas, son espoleados, porque no les entra en sus cabezas iluminadas, que haya gente que no los entienda o rechace sus planteamientos ideológicos.

Opinión

QUERIENDO APAGAR TENERIFE

El tiempo es inexorable, ahora estamos soportando el resultado del abandono a nuestra isla durante las últimas tres décadas.  Se ha mirado para todos sitios, especialmente para la isla de enfrente, relegando a Tenerife, que padece una carencia crónica de infraestructuras en todos los ámbitos, estando al albur de incidentes, accidentes o complicaciones varias.

Opinión

PELIGROSAMENTE MORADOS

Estamos inmersos en un estado de cosas donde la diatriba es permanente de todos contra todos. Es impensable llegar a consensos oportunos, por cierto, ahora más que nunca necesarios, por la falta de voluntad de los que tienen responsabilidades públicas. Enredados en buscar contrincantes más que aliados.  Se escudriña permanentemente el frentismo, para desviar la atención sobre los verdaderos problemas que nos atenazan y discutir sobre asuntos que no tienen mucho recorrido.  Se trata de despistar, para que la ciudadanía no enfoque los asuntos allí donde están las dificultades.

Política
FEPECO pide consenso político  para avanzar en la dotación de infraestructuras eléctricas en Tenerife

FEPECO pide consenso político para avanzar en la dotación de infraestructuras eléctricas en Tenerife

Oscar Izquierdo presidente de FEPECO, manifiesta la necesidad de aunar energías y nunca mejor dicho, para trabajar juntos en la solución al problema de la precariedad de las infraestructuras en Tenerife en general y en concreto, en las eléctricas. Tirándose los trastos entre gobierno y oposición, sólo van a conseguir más apagones, cronificar el problema y alejar soluciones viables. 

Economía
FEPECO denuncia que quieren apagar Tenerife

FEPECO denuncia que quieren apagar Tenerife

Oscar Izquierdo presidente de FEPECO señala que el tiempo es inexorable, ahora estamos soportando el resultado delabandono a nuestra isla durante las últimas tres décadas.  Se ha mirado para todos sitios, especialmente para la isla de enfrente, relegando a Tenerife, que padece una carencia crónica de infraestructuras en todos los ámbitos, estando al albur de incidentes, accidentes o complicaciones varias.

Opinión

CIMENTANDO LA RECUPERACIÓN ECONÓMICA

La situación difícil que sobrellevamos es totalmente diferente a la padecida por la crisis del 2008, provocada por aquella burbuja financiera, que arrastró al abismo, principalmente al sector de la construcción. Ahora los parámetros son diferentes, no hay dificultades estructurales en el tejido empresarial, a no ser las propias provocadas como consecuencia de la pandemia sanitaria del COVID-19 y también hay liquidez en las entidades bancarias, con un amplio margen de actuación en el ámbito del endeudamiento. 

 

Opinión

EN BUSCA DE TENERIFE

El pesimismo no es conveniente porque retrae cualquier acción a realizar, paralizando lo oportuno y desgastando fuerzas inútilmente. Pero tampoco hay que ser ingenuo y dejar pasar como si no sucedería nada, lo que está aconteciendo lamentablemente. La isla sigue desnortada, dicho con toda intención, ya que esa zona continúa abandona de la atención, tanto del Cabildo de Tenerife como del Gobierno de Canarias. Es una dinámica histórica que está llegando a cotas insostenibles. El problema no es de ahora, ni ha surgido repentinamente, es el resultado del olvido permanente desde hace décadas.